Prefecto de la Congregación para la Vida Consagrada a Obispos

Ciudad del Vaticano, a 26 de mayo de 2014

 

 

 

Prefecto de la Congregación para la Vida Consagrada a Obispos: valorar, respetar la identidad de cada carisma y promover las vocaciones

 

Esta mañana, el quinto grupo de Obispos de México en Visita ad Limina, fueron recibidos por el Cardenal João De Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, y su equipo de trabajo: Mons. José Rodríguez Carballo, OFM, Arzobispo, Secretario; P. Sebastiano Paciolla; y Hna. Nicoletta Spezzati, ASC.


En el diálogo, que se desarrolló en un ambiente de fraternidad, se compartió la alegría de que Dios ha bendecido a México con más de 40,000 personas consagradas.


Se comentó que, frente a la realidad de la globalización y el individualismo, es necesario fortalecer la espiritualidad de comunión, en su relación dinámica entre jerarquía y carisma, que debe ser siempre un seguimiento de Cristo. 


También se recordó que del 30 de noviembre de 2014 al 2 de febrero de 2016 la Iglesia celebrará el Año de la Vida Consagrada, oportunidad para valorar este don de Dios, respetar la identidad de cada carisma, impulsar la fidelidad al mismo y promover las vocaciones. 


Finalmente, el Cardenal De Aviz exhorto a los Obispos a valorar el pasado, a vivir el presente con pasión y a mirar el futuro con esperanza.

 

Felicita Prefecto de la Congregación para el Culto Divino a Obispos mexicanos por trabajo en favor del canto litúrgico

 

El quinto grupo de Obispos de México fue recibido por el Cardenal Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y su equipo de trabajo: Mons. Arthur Roche, Secretario y otros miembros.


El Cardenal Cañizares felicitó a los Obispos de México, especialmente a la Comisión Episcopal para la Liturgia, por la elaboración de la Tercera Edición Típica del Misal Romano.


Se comentó que el reto actual es una nueva pastoral de la iniciación cristiana, así como valorar, purificar e impulsar la religiosidad popular, con la ayuda del Directorio de la misma Congregación sobre la liturgia y la piedad popular.


También se compartió que la liturgia es acción de Dios, por lo que debemos respetarla y formar en esta conciencia a los seminaristas, clérigos y fieles. 


El Cardenal Cañizares, al tiempo de señalar que a petición de la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Congregación ha aprobado las traducciones de algunos textos litúrgicos al Tseltsal, Tzotzil y Nahuatl, explicó que corresponde a cada Conferencia Episcopal hacer la solicitud respectiva para las traducciones a lenguas indígenas. 


Se compartió que un signo de vitalidad es el crecimiento de la adoración perpetua en todo el mundo. El Cardenal Cañizares afirmó que es necesario promover el culto de adoración a la Eucaristía, teniendo presente que la celebración de la Santa Misa también es adoración.


Recordando que el canto litúrgico ayuda a vivir mejor la celebración, el Cardenal Cañizares invitó a cuidar el canto litúrgico. Los Obispos de México le participaron el trabajo que se está haciendo en este aspecto, tanto en la formación como en la composición. Satisfecho por esta noticia, el Prefecto pidió hacer llegar este trabajo a la Congregación para compartirlo con otras conferencias episcopales del mundo.

 

Presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización y Obispos: reconocer la labor de los catequistas y formarlos

 

A mediodía, Mons. Rino Fisichella, Presidente del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, con su equipo de trabajo, recibió al quinto grupo de Obispos de México en Visita ad Limina. 


Mons. Fisichella manifestó su alegría al saber que México cuenta con más de 73 mil catequistas, y compartió la necesidad de reconocer la gran labor que hacen y atender a su adecuada formación. Así mismo, destacó la urgencia de una adecuada catequesis para la iniciación cristiana. 


Los Obispos comentaron la necesidad de cuidar el contenido y los procesos de la catequesis, favoreciendo la inclusión no sólo de los niños sino también de los adultos.


Mons. Fisichella señaló que la catequesis debe ayudar sistemáticamente a vivir un encuentro con Jesús; a conocerlo, a vivir como enseña, a celebrarlo y a orar. Comentó que la acción pastoral, al tiempo de responder a la cultura concreta y a la realidad específica, debe fomentar la espiritualidad.

 

 

Podría también gustarte...