Visita al Santo Padre Francisco y Primeras consideraciones sobre el Encuentro de Protección de menores en Roma

Ciudad de Roma, Italia, a 1 de marzo de 2019.

 

 

Visita al Santo Padre Francisco y

Primeras consideraciones sobre el

Encuentro de Protección de menores en Roma

 

A todo el pueblo de Dios que peregrina en México, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

Reciban un cordial saludo en Nuestro Señor Jesucristo. Hemos concluído nuestra participación en el Encuentro sobre la Protección del Menor en la Iglesia, convocados por el Papa Francisco para erradicar el gravísimo problema del abuso sexual por parte del clero.

Como Conferencia del Episcopado Mexicano, es importante compartir con el pueblo de Dios y toda sociedad, las primeras consideraciones acerca de este encuentro:

 

  1. Situarnos a favor  de las Víctimas: hemos escuchado a algunas víctimas, palpado su dolor y nos duele profundamente el daño causado como Iglesia. No es suficiente pedir perdón, es necesario un cambio de perspectiva. Poner a la víctima en primer lugar, escucharla, comprenderla, acompañarla y comprometernos en su proceso de sanación, promoviendo que en las diócesis se lleven a cabo los procesos de denuncia civil, ofreciendo toda la cooperación eclesial para colaborar con la autoridad ministerial.
  2. Formación de Sacerdotes: Como Iglesia reforzaremos, apoyados por especialistas, la selección y la formación de nuestros sacerdotes, desde su ingreso al seminario, acompañando su proceso formativo y permanente, a fin de lograr una vivencia plena de su vocación, y de evitar tener sacerdotes que sean o representen un riesgo para los menores y para las personas vulnerables.
  3. Disposiciones para las Conferencias Episcopales: El Papa Francisco ha dado la indicación de reforzar y verificar las directrices de las Conferencias Episcopales elevándolas a un rango normativo, no solo indicativo. En el caso particular de México, ahora le corresponderá a la CEM apoyar, supervisar y verificar en cada una de las diócesis, el cumplimiento, por una parte, de los procedimientos canónicos establecidos, estos últimos de acuerdo a las Líneas Guías, aprobadas por los obispos de México, y validadas por la Santa Sede; y por otra, el Protocolo de aplicación civil, conforme a la legislación sustantiva y adjetiva penal de los diferentes Estados de la República.
  4. Estos son solo tres puntos concretos que implementaremos inmediatamente, y el próximo martes 5 de marzo, daremos a conocer nuevas acciones que realizaremos a corto plazo.

 

 

Regresamos a nuestra querida patria el día 3 de marzo, después de haber tenido la enorme gracia de encontrarnos con el Santo Padre en Audiencia Privada, donde platicamos sobre los siguientes puntos:

  • Le llevamos, en primer lugar, el cariñoso saludo de parte del pueblo mexicano, que lo recuerda constantemente en la oración, y lo encomienda a nuestra Señora de Guadalupe, en su importante misión universal.
  • Le reiteramos el aprecio, apoyo y fidelidad de todos los hermanos en el episcopado.
  • Le entregamos un ejemplar del Proyecto Global de Pastoral 2031- 2033, que encomendó a los obispos mexicanos durante su visita apostólica a nuestro País en febrero de 2016.
  • Platicamos sobre la experiencia de la participación del Presidente de la CEM, en el Encuentro de Protección de menores, y todas las acciones recomendadas.
  • Dialogamos sobre la realidad que viven los hermanos migrantes en su difícil paso a través de nuestro territorio nacional, y la ayuda que les brinda la Iglesia.
  • Y finalmente le compartimos el trabajo que hace la Iglesia católica, especialmente en el tema de construcción de paz en México.

 

El Papa Francisco, por su parte, ha escuchado y dialogado atentamente con nosotros, y nos ha pedido dar un saludo de corazón a todo el Pueblo Mexicano, a quien paternalmente ha enviado su bendición.

Encomendemos en nuestra oración a todas las víctimas de abuso sexual en México y en el mundo, para que Nuestro Señor Jesucristo y Santa María de Guadalupe, reconforten su dolor, sanen sus heridas, y ayuden a nosotros sus pastores, a actuar en primer lugar, con la máxima responsabilidad para reflejar el verdadero rostro de la Iglesia, que es un rostro de justicia, de amor, de verdad, y sobre todo de protección por todo el rebaño.

 

 

+Rogelio Cabrera López. 

Arzobispo de Monterrey y

Presidente de la CEM

+Alfonso G. Miranda Guardiola

Obispo Auxiliar de Monterrey y

Secretario General de la CEM.

Podría también gustarte...