El Arzobispo invita a los jóvenes a discernir su vocación

 

           Tijuana, B. C.- El Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, invita a los jóvenes y jovencitas a discernir sobre su vocación, y si sienten el llamado de Dios al sacerdocio y/o la vida religiosa a acercarse al Seminario Diocesano de Tijuana y comunidades religiosas.

            “Tantos jóvenes que andan buscando dónde encontrar el camino para el futuro de su vida, y que cuántos sean los que puedan pensar el que la vida sacerdotal, la vida consagrada, misionera, contemplativa es también una opción. Si la posibilidad de que el joven, la joven, puedan buscar el consagrarse a Dios. Yo por eso quiero presentarles lo que es la vocación sacerdotal. La posibilidad de la vida consagrada también es una opción”, dijo el Arzobispo.

            Explicó que la Iglesia Católica motiva a los jóvenes a discernir sobre su vocación y su posible llamado a consagrar su vida a Dios, ésto a través en primer lugar por medio de la catequesis en las parroquias desde la edad infantil para recibir una formación en la fe.

            Dicha formación va haciendo a los católicos concientes de su vida de su Iglesia y cómo vivir su Iglesia, y desde entonces se van dejando los gérmenes de la vocación, como ocurrió en su vida, ya que de la catequesis se hizo monaguillo y posteriormente se fue al seminario.

            “La familia forma parte muy importante en ésto. La Iglesia llama a la familia la Iglesia en casa, es decir, en la misma familia se tienen que ir dando estos valores, estas motivaciones”, destacó Monseñor Romo Muñoz.

            También mencionó que a los monaguillos la Iglesia los cuida, por lo que anualmente se organizan dos encuentros con ellos: una olimpiada y una posada, donde asisten un promedio de 500 ó 600 niñas y niños. Este acompañamiento les va permitiendo descubrir su vocación.

            Ya en la etapa de la adolescencia y juventud se les ofrece un acompañamiento espiritual mediante Sem-Fam (Seminaristas en Familia), donde sacerdotes del Seminario Diocesano atienden a quienes forman parte de algún grupo juvenil, movimiento diocesano, etcétera.

            “Ellos reciben un acompañamiento especial con encuentros periódicos muy formales, y luego viene ya un punto clave que es en el mes de julio cuando ofrecemos dos semanas distintas dedicadas a acompañar al muchacho que puede entrar al Seminario desde la preparatoria, una semana. Muchachos de secundaria para preparatoria. Y también una segunda semana que es de aquellos jóvenes que ya están cursando la preparatoria y pueden entrar al Seminario a nivel profesional”, detalló el Arzobispo.

            Los jóvenes interesados en participar en los preseminarios de verano pueden comunicarse al seminario al teléfono 6842822.

 

Podría también gustarte...