Arzobispo Francisco a seminaristas: “Hoy les quiero animar a que reciban de la Santísima Virgen a Cristo Jesús, y que decidan seguirlo a Él con alegría, con fidelidad”

Pastoral de la Comunicación

Tijuana, B.C.- Once seminaristas del curso introductorio recibieron el día 6 de diciembre, en el marco del aniversario del Seminario Diocesano de Tijuana y en vísperas de la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, la imposición de sotana de manos del Nuestro Arzobispo Don Francisco Moreno Barrón, en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe en la zona Río.

A pesar del clima la gente se dio cita para orar por estas vocaciones al sacerdocio y el templo lució lleno en su totalidad.

“Dentro de este marco maravilloso de fe que es el acontecimiento Guadalupano participamos de la toma de sotana de estos seminaristas del curso introductorio, estos chicos que han reconocido en su corazón la llamada del Señor para entrar al seminario y contemplar la posibilidad de formarse para ser en el futuro los sacerdotes que necesita la Iglesia, que necesita nuestra Arquidiócesis”, dijo el Arzobispo en la homilía de toma de sotana y peregrinación guadalupana del Seminario Diocesano de Tijuana.

Compartió que ve la alegría, el gozo y la chispa en sus ojos que revelan lo que sucede en su corazón.

“Hoy les quiero animar a que reciban de la Santísima Virgen a Cristo Jesús, que su mirada en Jesús y que decidan seguirlo a Él con alegría, con fidelidad, desde ahora a través de sus estudios, viviendo intensamente las diferentes etapas de formación que transitarán a través de los años, siempre en una actitud dócil a las inspiraciones del Espíritu Santo, y bajo la guía y orientación del equipo formador que está a su cuidado”, invitó a los seminaristas Mons. Moreno Barrón.

También explicó que recibir la sotana es una señal que en este momento quieren cultivar esa semilla de la vocación, de que verdaderamente quieren ser en un futuro sacerdotes si es que Dios lo quiere.

“Reciban esta sotana con gozo, con alegría, con sencillez de corazón. Van a revestirse de una túnica talar, de una sotana que los distingue, ya no es solo una actitud interior de querer seguir a Jesús, sino que lo manifiestan en este signo y quien quiera que los vea sepa que ustedes están en formación, que el Señor les ha llamado y ustedes están respondiendo con alegría y fidelidad a su llamado. Ponemos su vocación en las manos de la Santísima Virgen de Guadalupe”, destacó el Arzobispo Francisco.

Además los invitó a no olvidar que recibieron la sotana de manos de su obispo, de manos de la Santísima Virgen de Guadalupe en nuestra futura Catedral Metropolitana, y que su decisión renueve también la decisión de los demás seminaristas.

“Llévenla con orgullo, con dignidad. Que esta celebración en vísperas de la Solemnidad de la Virgen de Guadalupe, nos alcance de Dios todas las gracias y regalos que necesitamos como Arquidiócesis de Tijuana”, comentó  Mons. Moreno Barrón.

Podría también gustarte...