Arzobispo Francisco: “El P. Óscar Villalpando su nuevo párroco viene a vivir con ustedes el mandamiento del amor”

Pastoral para la Comunicación. -La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. De Zapopan, Col. Lázaro Cárdenas de la Arquidiócesis de Tijuana recibió el último fin de semana de agosto 2019 a su nuevo párroco, el Pbro. Óscar Villalpando Ramírez.

La celebración Eucarística fue presidida por el Arzobispo de Tijuana, Don Francisco Moreno Barrón. Después de la liturgia de la Palabra, el P. José Velasco, Canciller de la Arquidiócesis, dio lectura correspondiente al nuevo nombramiento de acuerdo a los lineamientos del c. 523 del Código de Derecho Canónico, que invita entre otras cosas a que el nuevo párroco procure que el Evangelio llegue a todos, incluyendo a los más alejados, que la Eucaristía sea el centro de la comunidad parroquial y que se promueva la oración y la participación consciente y activa en la Liturgia.

En esta celebración, además del nombramiento de nuevo párroco, lleva consigo la expresión de algunos signos que acompañan la toma de posesión; recibir de manos del Obispo la llave del Sagrario donde está reservado Jesús Eucaristía, la Sede Parroquial, lugar donde se preside, enseña y pastorea al pueblo de Dios encomendado, el beso al altar, lugar propicio para el sacrificio en el banquete Pascual del Señor, entre otros signos.

El Arzobispo en su homilía subrayó: “La Iglesia es un pueblo donde nos pertenecemos unos a otros, donde le pertenecemos todos a Cristo que está en medio de nosotros como nuestro Señor y Salvador, donde la regla suprema es ‘el amor’. Su nuevo párroco, el P. Óscar, viene a enseñarles a pertenecerse unos a otros, para ayudarse a vivir como hermanos, para que vivan como la familia de los hijos de Dios por medio de la Palabra del Evangelio y él será para ustedes un papá a nombre de Cristo y de su Obispo. Viene a enseñarles a poner a Dios primero y sobre todas las cosas y después al hermano, al prójimo”.

Exhortando a la comunidad, continuó el Arz.- “Su nuevo párroco viene a vivir con ustedes el mandamiento del amor y sean ustedes un signo claro de que Cristo está vivo en medio de ustedes. Les pido que ustedes, querida comunidad, se dispongan a colaborar con su párroco en sus iniciativas, necesitamos que los laicos se comprometan en la construcción de parroquias, para que esta Diócesis tenga un rostro nuevo. Es poco lo que puede hacer un obispo, un sacerdote, si no es con la ayuda de sus hermanos laicos. Los invito a rezar por su nuevo párroco para que él sea el sacerdote que está necesitando esta querida comunidad parroquial”.

El Pbro. Gabriel Álvarez Castro quien entregó la comunidad dijo al despedirse: “Gracias a esta comunidad en la que logramos avanzar como familia, me voy satisfecho, hicimos lo que Dios quiso que hiciéramos, re-estructuramos muchas cosas como comunidad hasta vernos todos como hermanos. Los sacerdotes vinimos y sembramos, pero siempre al final quien hace crecer es Dios, en estos casi 6 años de haber estado con ustedes les puedo decir que me voy satisfecho y agradecido, gracias Sr. Arz. por su confianza en la nueva encomienda que tengo, en una nueva comunidad en Rosarito”.

Antes de la bendición final del Sr. Arz., el Pbro. Óscar Villalpando expresó: “Gracias Sr. Arz. por haber puesto en mis manos esta hermosa responsabilidad de esta parroquia, estoy muy contento de encontrar la voluntad de Dios en las decisiones de mi Obispo. Gracias P. Gabriel por el trabajo que has venido realizando en esta comunidad, vengo con la ayuda de Dios a compartir el Evangelio y a hacer vida con ustedes la Palabra del Señor, gracias”.

 

Podría también gustarte...