Arzobispo Francisco Moreno Barrón en toma de posesión de la Parroquia S. Eugenio de Mazenod: “promover la Misericordia de Dios a todos sus hijos”

Pastoral para la Comunicación. – El día miércoles 31 de julio del presente el Arzobispo Francisco Moreno Barrón agradeció a los Padres Misioneros Oblatos de María Inmaculada la atención pastoral que hasta ese momento brindaron a la Comunidad de San Eugenio de Mazenod con una acción de gracias en la cual también otorgó posesión de la jurisdicción parroquial a su nuevo párroco, el Pbro. Francisco Javier Escobar Félix.

En la Celebración Eucarística antes de la lectura de nombramiento de nuevo párroco el P. José Velasco Arias, Secretario Canciller dio lectura al Decreto de Modificación de Jurisdicción de los límites parroquiales de la Comunidad S. Eugenio de Mazenod, Col. Morita no. 2. Como se explicó en el Decreto a partir de la necesidad y caridad pastoral para una mejor atención de los fieles que habitan en el área. Al tiempo que se da origen a una nueva jurisdicción María Inmaculada en Terrazas del Valle no. 2. la cual será atendida por los Padres Oblatos de María Inmaculada.

Posteriormente el Padre Decano Juan Antonio Zambrano García, realizó la lectura al nombramiento a nombre del Arzobispo Francisco Moreno Barrón del nuevo párroco al Pbro. Francisco Javier Escobar Félix, dando paso a los signos distintivos de la celebración como la renovación de promesas sacerdotales, lectura de la profesión de fe, apertura de la puerta, toque de campanas, entrega del Sagrario entre otros.

Durante la Homilía su Excelencia Francisco Moreno Barrón compartió con los fieles presentes la necesidad pastoral que la Arquidiócesis tiene al hacer este cambio de párroco “Quiero resaltar el testimonio eclesial de los Padres Misioneros Oblatos de María Inmaculada que hace 23 años llegaron a esta comunidad y que han permanecido durante este tiempo en comunión con su Obispo enriqueciendo la vida pastoral de esta Arquidiócesis y guiando a estas comunidades que conforman la Parroquias de San Eugenio de Mazenod hasta este momento. Por primera vez viene un padre diocesano a esta comunidad. Estamos ahora en la Toma de Posesión de su nuevo párroco, el Pbro. Javier Escobar (…) ahora su nuevo párroco como todo sacerdote es la presencia ministerial del mismo Cristo, él en medio de ustedes ha de reflejar el rostro de Dios encarnado que es Jesús mismo”.

Exhorto al nuevo párroco a disponerse a servir de manera que la obra que se ha venido realizando en esta comunidad siga adelante. Cuál es la encomienda que tiene el nuevo párroco entre ustedes, viene para anunciar las nuevas noticias del Evangelio, de la misma manera que lo hizo Moisés, que trajo el Mensaje de Dios y no un mensaje propio, pero también viene a santificarse él junto con ustedes llevando una vida de oración y los sacramentos., principalmente el de la reconciliación y la Eucaristía pues hoy la Iglesia tienen que promover la Misericordia de Dios a sus hijos”. La comunidad – resaltó el Arzobispo – por otra parte, está invitada a corregir con amor a su sacerdote, una corrección con amor, filial, fraterna de esta manera el sacerdote, crece, madura en su entrega de amor en medio de la parroquia.

En las palabras de despedida el Pbro. Weber Merilan, Padre Oblato dijo: “Agradecemos a Dios los Padres Misionero Oblatos de María Inmaculada por este momento histórico y de alegría que nos da entregar esta comunidad al Sr. Arzobispo, llegamos hace 23 años a evangelizar y salimos evangelizados, gracias de todo corazón por aceptar a toda la congregación de los Oblatos, gracias al Sr. Arzobispo por su tiempo y confianza.

Finalmente, el Pbro. Francisco Javier Escobar Félix inició su Ministerio como nuevo párroco diciendo: “Sr. Arz. Francisco Moreno Barrón, como sacerdote diocesano vengo dispuesto para servir y obedecer dejando que esta asignación que hoy me confía marque mi existencia entrañablemente descubriendo la amorosa presencia de un Dios que al asumir mi destino se vuelve cercano y compañero en el camino. Vengo con un corazón sensible a las inspiraciones del espíritu para implicarme de lleno en las tareas y proyectos de esta hermosa comunidad de San Eugenio, gracias por su solicitud bondadosa y su caridad pastoral, por tanta claridad en su visión de Iglesia. Hnos. Oblatos, sembremos juntos semillas de Resurrección en la Morita. San Eugenio de Mazenod, Santos Mártires y Beatos Oblatos, rueguen por nosotros. Alabado sea Jesucristo y María Inmaculada.

La comunidad de San Eugenio de Mazenod ofreció una recepción a su nuevo párroco junto a los Padres Misioneros Oblatos de María Inmaculada.

Podría también gustarte...