Arzobispo Francisco: “No podemos vivir sin esperanza, tampoco cedamos a derrotismos ni fatalismos”

Pastoral para la Comunicación. –En los mensajes del tiempo de Navidad y del inicio del Año 2020 el Arzobispo Metropolitano Francisco Moreno Barrón ha destacado que: “En esta sociedad desgarrada por la violencia, inseguridad, corrupción e injusticias, necesitamos volver el corazón a Dios y poner en él nuestra esperanza. Necesitamos su ayuda para resolver los grandes conflictos y retos que enfrenta la humanidad. No queramos vivir sin Dios, no le saquemos la vuelta ni le juguemos a las escondidas. Sin él, nuestra vida no tiene ningún sentido, pues de él venimos, en él subsistimos y a él vamos a retornar tarde o temprano. Solo en Dios podemos encontrar la felicidad que andamos buscando, pero él nunca se impone a la fuerza sobre nuestra libertad. Ya que no podemos vivir sin esperanza, tampoco cedamos a derrotismos ni fatalismos, y avivemos en el Niño Dios nuestra esperanza hacia un mañana mejor”.

Subrayando que “este año que ha comenzado nos impulse en nuestro crecimiento integral como personas, fortalezca la unidad de nuestras familias y renueve nuestra Arquidiócesis de Tijuana. Abramos de par en par el corazón a Jesús, Señor y Salvador, y asumamos los valores de su evangelio, sobre todo el amor, la verdad, la justicia y la solidaridad con los más pobres, para colaborar eficazmente al verdadero progreso de nuestra patria y a la construcción de la paz que tanto anhelamos”.

Podría también gustarte...