Arzobispo Francisco: “Qué hermosa parroquia aquella que es palabra viviente de Dios”

Tijuana, B.C.- El Pbro. Carlos Franco Candiani recibió de manos de  nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, la Parroquia Inmaculado Corazón de María donde concelebraron varios sacerdotes.

“Asistimos de esta manera solemne y sencilla a la toma de posesión de su nuevo párroco. La parroquia no es este templo ni las oficinas ni la casa parroquial. Este es el centro parroquial a donde acuden ustedes como a beber de una fuente, pero la parroquia son ustedes las personas de carne y hueso. Así como a la Iglesia la formamos nosotros los bautizados, así también la parroquia la forman todos ustedes los bautizados donde quiera que vivan dentro de este territorio que hoy se le confía al Padre Carlos, su nuevo párroco”, dijo durante la homilía Mons. Moreno Barrón.

También destacó que su nuevo párroco llegó para darles vida en Cristo Jesús, para engendrarlos en la fe y que esta madure, y sean una familia, una parroquia con una fe firme en el Señor y que de muchos frutos. Así mismo su párroco les dará vida en Cristo Jesús proclamándoles el Evangelio.

“Qué hermosa parroquia aquella que es palabra viviente de Dios. Con la ayuda de su párroco ustedes tienen que ser esa parroquia viviente de la palabra de Dios. Que todo mundo diga en la Parroquia del Inmaculado Corazón de María se vive el Evangelio, allí  esté presente Cristo Jesús porque estudian, conocen, oran y viven la palabra de la Sagrada Escritura, la palabra del Evangelio”, comentó el Arzobispo.

Además su párroco, dijo, que llegó para engendrar vida en Cristo en sus fieles celebrando dignamente los sacramentos, especialmente la Santa Misa, ya que la vida de la parroquia gira en torno a la Eucaristía, porque Cristo es el centro de la vida de la parroquia.

“Que hermosa es la misión del sacerdote, qué hermosa es la vocación de su nuevo párroco. Dispónganse a colaborar con él, caminen con él, secunden sus iniciativas, particularmente al Consejo Parroquial de Pastoral le pido que abra su corazón y acompañe a su nuevo párroco, y con el consejo parroquial todos los demás grupos, movimientos y asociaciones de la parroquia. Pero además de colaborar con él, recen mucho por su nuevo párroco porque la oración llega con un impacto, con una fuerza muy grande al cielo y para Dios es muy grato que el pueblo de esta parroquia rece por sus sacerdotes”, resaltó el Arzobispo.

También presentó al vicario, Pbro. Demetrio Peña Hipólito, quien ya había llegado unos días antes a su nueva parroquia.

E invitó a la comunidad a preguntarse: “¿Cómo me dispongo a colaborar en mi parroquia, con mi nuevo párroco, con mis nuevos sacerdotes?, ¿De qué manera voy a apoyar su ministerio con mi oración, con mi testimonio de vida?, ¿Qué voy a hacer para que junto con nuestros sacerdotes le demos un rostro hermoso, nuevo a esta querida Parroquia del Inmaculado Corazón de María?.

Posteriormente los sacerdotes hicieron su profesión de fe, el Pbro. Carlos Franco Candiani como párroco, y el Pbro. Demetrio Peña Hipólito como vicario. Y el padre Carlos la renovación de sus promesas sacerdotales.

Y en un recorrido hizo los ritos de la toma de posesión entre ellos la bendición con el Santísimo Sacramento.

El Pbro. Francisco Javier Curley González, ex párroco, se despidió de la comunidad diciéndoles que los quiere mucho, y recordó a Santa Teresa de Calcuta, fundadora de la misión que ahora es la parroquia y de la casa de las Misioneras de la Caridad que realizan su apostolado a un lado del templo.

Por su parte el Padre Carlos dijo: “Espero que mi olor sea el de Cristo, esperamos servirle a Dios a través de ustedes y con el Padre Demetrio esperamos ser los sacerdotes que ustedes necesitan. Como dice el Papa Francisco oren por mí, oren por nosotros, oren por el presbiterio”.

Y también pidió que la Virgen María sea su guía, y les recordó el compromiso que tienen de adorar al Santísimo Sacramento en la Capilla de Adoración Perpetua.

Podría también gustarte...