Arzobispo Francisco: “Vivir la Pascua es dejarnos transformar en Cristo para colaborar en la construcción de un mundo mejor”

Pastoral de la Comunicación.- La Pascua es la festividad cristiana en la que se celebra la resurrección de Jesucristo. El tiempo pascual es el más fuerte de todo el año, que se inaugura en la Vigilia Pascual y se celebra durante siete semanas hasta Pentecostés. Es la Pascua (paso) de Cristo, del Señor, que ha pasado de la muerte a la vida, a su existencia definitiva y gloriosa. Es la pascua también de la Iglesia, su Cuerpo, que es introducida en la Vida Nueva de su Señor por medio del Espíritu que Cristo le dio el día del primer Pentecostés.

El Señor Arzobispo Metropolitano de Tijuana Don Francisco Moreno Barrón en torno a esta gran fiesta de la Iglesia comunicó a todos los hombres y mujeres de buena voluntad su mensaje para esta pascua 2019, confiando plenamente que este llegue a todos los corazones y juntos como Iglesia que somos vivamos y testimoniemos a Jesús vivo. Este es su mensaje:

‘‘Les deseo que Cristo Resucitado inunde de gozo y de alegría toda su vida, a todos Felices Pascuas de Resurrección. El domingo de Pascua, es el día más importante de todo el calendario litúrgico. Con el hecho de la Pasión muerte y Resurrección queda demostrado para nosotros como Jesús nos ha amado y nos invita a amarnos como Él nos ama. La medida de nuestro amor tiene que ser como Jesús nos ama, que entregó su vida por nosotros hasta la muerte, la muerte de cruz.

Estamos celebrando la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, el triunfo de Jesús sobre el pecado y la muerte. Este es el acontecimiento central de nuestra fe, porque bien lo dice San pablo: ‘Si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe’. (1 Corintios 15:14)

Hoy estamos en una gran fiesta que se prolonga por 50 días, tiempo de gozo y de alegría, para que nosotros vivamos con Jesús en una actitud de resurrección y de vida nueva’’.

El SIMBOLISMO DE LA RESURRECIÓN

‘’El paso de la muerte a la vida, en donde Jesús muere y resucita, se llama el paso y todos nosotros que creemos en Él estamos llamado también a dar ese paso, el paso de la muerte a la vida, renunciar a nuestros pecados, a nuestros egoísmos, a todo aquello que no le agrada a Dios, a todo aquello que no va de acuerdo a nuestra vida, renunciar a todo eso: mentiras, robos, asesinatos, violencia contra los demás, todo aquello que sea expresión de muerte tiene que ser sepultado en nosotros, para resucitar con Jesús a una vida nueva, una vida donde vivamos nuestra vocación al amor, una vida donde vivamos unidos, una vida donde nos comprometamos a construir familias, una mejor sociedad, este es el sentido de la Pascua morir con Cristo al mal para resucitar con Él a una vida nueva, plena. Cristo está vivo, pero es importante que esté vivo en cada uno de nosotros y que esto lo revelemos no solo a través de las palabras sino del testimonio de nuestra vida diaria’’.

Como mensaje final de Pascua el Arzobispo Francisco Moreno Barrón invitó a los fieles de ambas partes de la Frontera a vivir nuestra fe como cristianos católicos y a manifestarla en nuestras palabras, en nuestros actos, para que la fe no sea de un Cristo estéril, sino un Cristo vivo, resucitado. ‘Que este domingo de resurrección nos transformemos todos en Cristo para colaborar en la construcción de un mundo mejor’.

Podría también gustarte...