En la agitada vida de la Ciudad, un oasis para la Adoración Eucarística: Rectoría Sn. Rafael Guizar y Valencia

Pastoral para la Comunicación.- En el ritmo agitado de vivir en la ciudad, el corazón y el espíritu aspiran a un momento de paz, sea de oración o de respiro interior, esto cada día se hace más necesario.

Es el Templo dedicado a San Rafael Guizar y Valencia en nuestra Ciudad de Tijuana, ubicado  en la calle San Ignacio, Prolongación Paseo De Los Héroes, Col. Los Santos uno de esos “rinconcitos” para retirarse del ruido interior y exterior puesto que un templo expiatorio es la casa de oración donde de manera permanente está expuesto el Santísimo Sacramento para la expiación de los pecados, en Tijuana Jesús presente en la Eucaristía está expuesto las veinticuatro horas del día, los 365 días del año.

 

De manera que la adoración eucarística perpetua es una vivencia de oración profundamente personal que muchos santos han recomendado durante los siglos pasados. Consiste en visitar una iglesia o una capilla pequeña para adorar a Jesucristo, verdaderamente presente en el Santísimo Sacramento. La adoración ofrece una oportunidad a los cristianos para mantener una “conversación cara a cara” con Dios, de cierto presente en la Eucaristía.

 

La oración personal durante una hora ante el Santísimo Sacramento, estando o no expuesto, consiste básicamente en esto: acompañar con el corazón al Señor y dejarse acompañar por su presencia, un momento para aprender de Jesús, agradecer su sacrificio y para corresponder a su amor. Estar ante el Santísimo y fijar la mirada en Él para crecer más en la fe contemplando su amor asiduamente y así identificarnos con Él. Estar en la presencia de la Eucaristía genera una amistad íntima con él que nos entusiasma la vida y le da sentido.

 

Podemos rezar por los demás, por nuestros familiares, amigos, por los necesitados, los sufrientes, los enfermos, los agonizantes. También por la Iglesia, el Papa, los obispos, los sacerdotes. En fin, en cada uno de nosotros anidan diversas intenciones y necesidades que podemos presentar con fe y confianza. ¡Ojalá podamos hacer de la visita al Santísimo un hábito que tendrá muchos frutos en nuestra vida espiritual! ¡Visita a Jesús presente en el Sacramento de la Eucaristía! La Rectoría Sn. Rafael Guizar y Valencia permanece de puertas abiertas y como manantial para todas las almas sedientas del Dios vivo.

Podría también gustarte...