El Arzobispo agradece el apoyo en la celebración de las Bodas de Oro

 

Tijuana, B. C.- El Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, agradece el apoyo de todos quienes organizaron y participaron en la celebración de las Bodas de Oro de la Diócesis de Tijuana.

“Es necesaria una actitud de agradecimiento, desde luego aquí a los medios que fueron tan oportunos en la cobertura magnífica de este acontecimiento. Pero también agradecer a los sacerdotes en su entrega, su generosidad, su alegría, su entusiasmo por llegar a concluir todo un año, curioso decir un año de 15 meses porque desde octubre del 2012 nos enfocamos a celebrar con alegría y gozo estos 50 años de Iglesia diocesana”, dijo el Arzobispo.

También agradeció a la vida religiosa, que incluye a alrededor de 500 religiosas (os), en sus distintos carismas como la atención a los enfermos, a los niños en los orfanatorios y escuelas, en la catequesis tanto de niños como de adultos, y las (os) adoratices que se dedican a la contemplación.

Así como a los grupos apostólicos como el Movimiento de Cursillos, de Renovación Carismática, Movimiento Familiar Cristiano, grupos juveniles e infantiles, etcétera.

“Estos grupos apostólicos que tienen un objetivo muy claro en su vida de Iglesia, y que viven su vida normal, su vida de familia, su vida de trabajo, su vida de cultura, pero también entregan parte de su vida por el amor de Dios a los hermanos. Quiero agradecer también a todos los fieles”, destacó Monseñor Romo Muñoz.

Y recordó que el viernes 24 de enero durante la clausura del Año Jubilar, en la eucaristía de acción de gracias hubo una excelente participación con más de 5 mil personas en el Auditorio Municipal.

“Fue realmente un acontecimiento singular. A lo largo de esos 15 meses, cada mes teníamos algo que significaba lo que en 315 años de evangelización se había hecho para hacer presente el reino de Dios en nuestra península, que realmente fue conquistado por la fe en el año 1697. Y estuvimos recordando la participación de las distintas comunidades religiosas, dígase jesuitas, dígase franciscanos, dígase dominicos, dígase Misioneros del Espíritu Santo, que fueron quienes le dieron forma a esta Iglesia para que hace 50 años por decisión del Papa se pusiera el primer obispo aquí en Tijuana”, comentó el Arzobispo.

Y añadió: “Y a partir de ese momento surgiera una Iglesia que significa maduración en la fe, significa una responsabilidad muy grande en la vida de la sociedad…Damos gracias profundas a nuestro Señor, damos gracias a ustedes para que podamos seguir adelante. Lo hecho en estos 50 años son un fundamento para continuar adelante e ir más allá de lo que las circunstancias le están pidiendo a la vida de la Iglesia”.

También ejemplificó la maduración en la fe de esta Iglesia particular con la Diócesis de Ensenada, que se erigió de una porción de territorio de lo que era la Diócesis de Tijuana.

 

 

Podría también gustarte...