Cáritas Mexicana: Mensaje de la Jornada por las personas desaparecidas forzadamente

Pastoral para la Comunicación. – Con información vertida en la página web institucional de cáritas mexicana se informó a través de un comunicado con motivo del Día de las Víctimas de Desaparición Forzada, a través de la dimensión episcopal de Pastoral para la Fe y el Compromiso Social para reflexionar sobre esta situación en nuestra patria y en el mundo.

En su mensaje acentúan que las personas víctimas forzadas son una realidad a nivel mundial y que la Iglesia mira universalmente y en cada una de las diócesis en las que camina como una situación dolorosa que hemos de erradicar. Son variadas las cifras que ofrece cada instancia de gobierno en nuestro país. Las causas ordinariamente miran a la presencia del crimen organizado, sin dejar de lado muchas situaciones de relaciones interpersonales directas, familiares aún.

Por ello, la dimensión episcopal de Pastoral para la fe y el Compromiso Social no quiere quedar fuera en la reflexión de esta situación en nuestra patria y en el mundo.

“El texto del Génesis (Cfr. 4, 9. 10) es claro. La voz de Dios viene sobre Caín como un acicate a nuestra conciencia: “¿Dónde está Abel, tu hermano?”. Nos hemos enredado en respuestas variadas. Y el Señor insiste: “¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra”.

Dios pregunta por su criatura, Abel, en cuya imagen cabemos todos, especialmente los desparecidos en secuestros, asesinatos que llegan a aniquilar totalmente a la persona, niños objeto de tráfico de órganos y, junto con adolescentes y jóvenes, de tráfico sexual; padres de familia que, por su trabajo y profesión, son interceptados para quehaceres al servicio del mal. Aún nos duelen también aquellos jóvenes reclutados bajo el espejismo del dinero y la riqueza fácil, que después, como objetos inservibles y peligrosos para la organización, son eliminados”.

Finalmente, exhortan a todos los miembros de la Iglesia, y a las personas de buena voluntad y convocamos a todos los agentes de pastoral, desde su posición de servicio a la comunidad, de promover procesos necesarios de prevención, acompañamiento a víctimas, y construcción de la paz. Invitamos a los fieles laicos adultos, padres de familia, a los jóvenes, a que estén atentos a los programas en sus comunidades, para participar en estos procesos, especialmente a padres de familia de niños y adolescentes que se preparan para sus sacramentos de iniciación cristiana.

 

Podría también gustarte...