Obispos frontera México-EE.UU.: duele el drama de las familias separadas

Pastoral para la Comunicación.- “Reiteramos que estamos a favor de la vida, la dignidad y los derechos de todas las personas. Por eso no podemos dejar de manifestar nuestra preocupación por la situación de desigualdad, violencia y pobreza que empuja a muchos a dejar su tierra, y que en su tránsito enfrentan toda clase de peligros en medio de un gran desamparo”. Así los Obispos fronterizos expresaron en un comunicado su dolor por el “drama de las familias que son separadas y el inhumano encierro que muchos padecen en los centros de detención”.

Como lo compartió Vatican News los prelados de las diócesis de Brownsville, Ciudad Juárez, El Paso, Laredo, Linares, Matamoros, Nuevo Casas Grandes, Nuevo Laredo, Piedras Negras, Saltillo, San Angelo y San Antonio sostuvieron el día sábado 31 de agosto una reunión con representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con el Director General de Protección a Mexicanos en el Exterior, y con el Director General Adjunto para la Frontera Sur y Migración Regional. También visitaron la Casa del Migrante y por la noche celebraron la Santa Misa en el Bordo del Río Bravo, que ofrecieron por los migrantes vivos y difuntos. El domingo concluyeron el encuentro con la Eucaristía en la Catedral de Matamoros.

En su mensaje manifiestan su angustia por los rechazos a los pedidos de asilo y la incertidumbre que sienten las personas que deben afrontar un proceso excesivamente largo y en condiciones de inseguridad, expresan su dolor por el “drama de las familias que son separadas y el inhumano encierro que muchos padecen en los centros de detención”. Concluyendo que seguirán abogando en favor de los derechos humanos de pobres y migrantes.

 

Podría también gustarte...