De soldado civil a soldado de Cristo “me encontraba sirviendo a mí patria mexicana y en esta búsqueda nació mi deseo de entrar al Seminario”

Pastoral para la Comunicación. – En el marco del III Aniversario de servicio pastoral en la Arquidiócesis de Tijuana el Sr. Arz. Francisco Moreno Barrón ordenará para esta Iglesia particular dos nuevos sacerdotes y cuatro diáconos el próximo 10 de agosto en las instalaciones del Seminario Menor, cerro colorado a las 9:30 de la mañana.

Entre ellos se encuentra el Diácono César López Barrera, nació 1983 en Durango, Durango y territorialmente pertenece a la Parroquia San Ignacio de Loyola, Col. Nueva Tijuana. En entrevista para la pastoral de la comunicación compartió su sentir en estos días previos a su ordenación sacerdotal. A continuación, la entrevista:

Inquietud vocacional

Siempre he tenido inquietud de servir a los demás y es por ello que aunque entré un poco más maduro que el resto de mis compañeros al Seminario es en virtud de que me encontraba sirviendo a mí patria mexicana como una experiencia de servicio a la Nación, buscando el bien de los demás, la justicia y la paz y en esta búsqueda fue por el cual deseo entrar al Seminario para formarme como sacerdote y todo esto a través de un encuentro con Jesucristo que es quien me acompaño antes de mi vida en el Seminario, la clave de todo fue estar unido a Él, pues me fue iluminando sobre el lugar específico para servir mejor donde además puedes ser dichoso y pleno.

Experiencia en el Ministerio Diaconal

Ha sido bella, única, de servicio ciertamente, como Diácono eres parte de la comunidad del presbiterio y es muy bello colaborar con los sacerdotes cuando tienen alguna necesidad, pero de manera más particular en la experiencia del Seminario que es donde ejercí mi desempeño vocacional, acompañando continuamente a los jóvenes que tienen inquietud vocacional tanto en oración, convivencia y estudio, como diácono es mi primera experiencia. Los domingos comparto la alegría de la fe en las diversas comunidades que he podido apoyar administrando algunos sacramentos, es muy hermoso reconocer que Dios derrama gran bendición a través de ti.

Retos más simbólicos que ha enfrentado antes de llegar a la Ordenación Sacerdotal

Siempre el reto es reconocer los límites personales, temores de saber si voy a lograr hacer la voluntad de Dios, si estas o no preparado para las encomiendas que te van solicitando, pero ante todo esto tengo confianza que Dios te va dando las gracias que necesitas para hacer lo correcto y hacerlo bien, mi Madre la Iglesia es muy sabia en ese sentido, siempre hay que recurrir a esa sabiduría que Dios la revela ante las enseñanzas del Sr. Arz. Francisco Moreno Barrón, los sacerdotes y Diáconos que llevan una travesía grande en el servicio a la Iglesia.

Experiencias que han dejado más impacto en el servicio a la Iglesia que hoy le comprometen y motivan a la ordenación sacerdotal

Aun cuando el Diácono ya participa en el sacerdocio de Cristo ‘In persona Christi, servus’, soy consciente que estoy aquí para servir, pero me doy cuenta que existen muchas necesidades dentro de la comunidad eclesial, se acerca a mi gente que me pide instrucción sobre la liturgia, algunos me solicitan el sacramento de la reconciliación, les explico que soy diácono y qué es el diácono, todo esto me invita a desear tener la plenitud sacerdotal para celebrar la Eucaristía para el pueblo, poder administrar los demás sacramentos, esto es una motivación grande.

¿Cuál considera que es la tarea más ardua para un sacerdote?

Una de las tareas más difíciles es llevar a Cristo a todos los lugares y a todas las personas, porque como sacerdote puedes prepararte en llevar la Buena Nueva, La Palabra, pero al momento de compartirla lo haces con personas de diferentes formas de ser, algunas vulnerables, otras que están viviendo duelos, la falta de fe, este debe ser el mayor desafío en la tarea del sacerdote, enfrentar en la comunidad, la incredulidad y la falta de fe.

 

Santo patrón al que ha encomendado su sacerdocio

Diariamente la Iglesia nos presenta sus modelos de vida a la santidad, la Santísima Virgen María, es a todos ellos a quien voy encomendando mi vida en el ministerio, pero de manera más particular, es la figura misma de Jesucristo. Mi encuentro con Él es la clave de seguimiento.

Canta Misa (Primera Misa)

Mi Primera Misa será en la parroquia San Ignacio de Loyola, Col. Nueva Tijuana el día 11 de agosto a las 12 del mediodía. Los espero, que Dios me dé siempre la fortaleza para siempre servirles como otro Cristo.

Podría también gustarte...