El Arzobispo apadrinó a la primera generación de los Orientadores canónico familiar para casos especiales

Tijuana, B.C.- La Eucaristía de acción de gracias por la certificación de los 52 Orientadores Canónico Familiar para casos especiales, presidió nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, y concelebraron el Vicario General, Mons. Juan García Ruvalcaba, el Vicario Judicial, Pbro. Héctor Emilio Nava, el Jefe Eclesial de la Pastoral de la Familia, Pbro. José Antonio Ochoa y varios sacerdotes.

Además Mons. Moreno Barrón es el padrino de la primera generación de estos orientadores que realizarán su apostolado desde varias parroquias.

“Todos nosotros estamos llamados desde el bautismo a vivir como la Iglesia de Jesús, que cumple su misión que le ha confiado el mismo Cristo en medio del mundo, y bajo el impulso del Espíritu Santo. Esta Iglesia universal, esta Iglesia de los bautizados se hace visible, se hace presente aquí en la Arquidiócesis de Tijuana”, dijo el Arzobispo durante la homilía.

Y agregó: “Durante varios meses un grupo de hermanos nuestros se han ido formando para prestar un servicio muy especial dentro de esta comunidad eclesial. Esta formación que han recibido en el aspecto canónico y familiar, ante todo les permite a ustedes queridos hermanos disfrutar su vocación de discípulos y misioneros de Jesús”.

La Santa Misa se llevó a cabo el martes 16 de mayo a las 6:00 p.m. en el Santuario Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

Posteriormente se realizó la ceremonia donde les entregaron su certificación y convivieron en el Salón Episcopal del Seminario Mayor.

 

Podría también gustarte...