El Arzobispo presidió la Eucaristía de Bodas de Plata de la Hna. María Guadalupe de Cristo Rey

Tijuana, B.C.- La celebración eucarística de acción de gracias por el XXV aniversario de vida consagrada de la  de la Hna. María Guadalupe de Cristo Rey, adoratriz perpetua del Santísimo Sacramento, fue presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, y concelebrada por nuestro Arzobispo Emérito, Mons. Rafael Romo Muñoz y el Obispo de El Santo, Mons. Juan María Huerta. También concelebraron los sacerdotes Pbro. Mónico Margarito, Pbro. Teódulo Chávez, Pbro. Abel Arguelles y Pbro. Felipe Sánchez, quienes fueron asistidos por los Diáconos Jorge Aguayo y Jhonatan Valadéz.

“Nos reunimos para dar gracias a Dios por lo que le ha concedido a nuestra hermana, la Madre Lupita en estos 25 años de vida consagrada a nosotros en el servicio a la Iglesia, a sus hermanos. Venimos a pedir a Dios que purifique su corazón de cualquier mal, sombra que pueda haber en él en el camino hacia la perfección cristiana. Y sobre todo venimos a ofrecerle su vida, se abre a la esperanza hacia el futuro en este estilo de vida al que el Señor le ha llamado”, dijo Mons. Moreno Barrón.

Posteriormente el Arzobispo le puso el anillo en su mano, y con la ayuda de dos adoratrices perpetuas del Santísimo Sacramento le pusieron la corona a la Hna. María Guadalupe de Cristo Rey, durante la renovación de votos.

A esta importante ceremonia acompañaron a la religiosa su mamá, familiares y amigos del Convento de las religiosas de Playas de Tijuana, el sábado 22 de abril a las 12:00 de la tarde.

Podría también gustarte...