El Padre Felipe invita a los jóvenes a fortalecer su amor a Cristo purificándose con la oración y el ayuno

          Tijuana, B.C.- La Santa Misa de clausura del Retiro de Cuaresma de los adolescentes y jóvenes presidió el Jefe Eclesial de la Pastoral de Adolescentes y Jóvenes, Pbro. Felipe Diosdado Hernández, en el Santuario Santa Teresa de Calcuta.

          “Jesús hoy nos da su enseñanza con su transfiguración también la primera lectura del sacrificio que el Señor envía a Abraham, va en ese mismo sentido, de que si estamos llamados a la felicidad, estamos llamados a la salvación, a la gloria. Pero para poder gozar de la gloria hay que morir…morir al pecado, al egoísmo, a todo aquello que me aparta de Dios”, dijo el Padre Felipe durante la homilía.

          Destacó que Jesús nos enseña que la vida trae consigo esfuerzo y sacrificio, y si queremos llegar a Dios hay que vivir el Calvario.

          “Si queremos vivir una vida en Dios, si queremos gozar de esa gloria que él les permitió vivir a sus discípulos en el momento de la transfiguración, ni modo tenemos que esforzarnos, tenemos que vivir los mandatos de Dios, vivir el amor de Dios en plenitud, esforzarnos para no hacer lo que hace todo el mundo”, invita el padre Felipe.

          Agregó: “Muchachos, muchachas, nuestro tiempo de gracia de Cuaresma es un tiempo muy grande para fortalecer nuestro amor en Cristo, si para sacrificarnos un poco, para purificarnos un poco a través de las practicas cuaresmales: la oración, el ayuno…”

          El retiro se llevó a cabo el sábado 24 de febrero.

        

Podría también gustarte...