El Padre Joy, un sacerdote enamorado de la historia de las Californias

Pastoral de la Comunicación

Tijuana, B.C.- Un sacerdote enamorado de la historia de las Californias y del Archivo histórico del Obispado, y quien ha formado una “escuela” de historiadores interesados como él en la historia de la Iglesia, es el Padre Lorenzo Joy.

“Mi interés en la historia probablemente empezó en serio en El Sauzal con una señora que me estaba contando detalles de El Sauzal en tiempos pasados. Y eso me llevó a entrevistar a varias personas que tenían años viviendo en El Sauzal y escribí un poquito sobre El Sauzal del tiempo pasado, de El Sauzal del tiempo moderno. Y en eso ya estaba tocando temas sobre el Vicariato por la presencia de los Misioneros del Espíritu Santo en Ensenada”, recordó el Padre Lorenzo Joy.

Posteriormente lo cambiaron a la Parroquia Buen Pastor en Tijuana en el 2003 y es cuando surgió en él el interés por escribir un libro sobre las primeras iglesias católicas en esta Diócesis de Tijuana, probablemente porque cuando buscó información no encontró mucha al respecto. En ese tiempo aun no tenía acceso al Archivo del Obispado, pero el Pbro. Mónico Margarito Hernández lo ayudó a conseguir el permiso del entonces Obispo, Mons. Rafael Romo Muñoz. En este lugar se interesó en un inicio por investigar sobre el Vicariato Apostólico en 1920 en el tiempo del Vicario Apostólico Silvino Ramírez y ordenando cronológicamente carpetas con documentos de este tema.

“Eran años felices en mis años en el Buen Pastor”, compartió el sacerdote de origen irlandés quien actualmente atiende la Capilla del Señor del Perdón. En su tiempo como párroco en dicha parroquia inició su trabajo en este archivo por las mañanas de los lunes y martes. El primer historiador que hizo una investigación en este archivo fue el Mtro. Julio Muñoz, entonces estudiante de la carrera de Historia en la Universidad Autónoma de Baja California, y desde entonces continuamente otros historiadores han acudido a realizar investigaciones tanto para su licenciatura, maestría y doctorado.

La importancia del Archivo del Obispado, desde la visión del Padre Joy es el “acceso de las personas que tienen interés de saber algo del tiempo pasado, y la Iglesia y su crecimiento del tiempo pasado, y fotos que hay, documentos, registros, cartas, correspondencia, circulares del tiempo de Mons. Torres Hurtado, del Sr. Obispo Juan Jesús Posadas, del Sr. Obispo Emilio C. Berlié, así como del Sr. Obispo Rafael Romo M., entre otros documentos”.

Entre la bibliografía que ha escrito el Padre Joy son los siguientes: Las primeras Iglesias de Tijuana, Cronología del desarrollo de la Iglesia en la Baja California, El fondo piadoso y las Californias, entre otros.

 

 

 

 

 

 

Podría también gustarte...