El Seminario Diocesano de Tijuana: celebra el Domingo del Buen Pastor

Pastoral para la Comunicación. – El cuarto domingo de Pascua la Iglesia celebra el Domingo del Buen Pastor, cuya referencia bíblica la encontramos en Juan 10, 1-30. Coincide esta fiesta con la Jornada Mundial por las Vocaciones Sacerdotales y el día del Seminario en la Arquidiócesis de Tijuana.

El Pbro. Guillermo Avilés, Rector del Seminarios Diocesano de Tijuana en entrevista compartió en torno al Día del Seminario que este año coincide con la celebración del Buen Pastor y la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones: ‘’Esta fiesta es muy importante para la Iglesia y muy significativa para nosotros en el Seminario ya que quienes estamos en este servicio de Ministros ordenados, los sacerdotes, somos llamados a ser el Buen Pastor que conoce a las ovejas, que está en disposición de mostrar el verdadero rostro de Cristo en la Iglesia y a la Iglesia y sobre todo estos rasgos del Buen Pastor que ama pero también que las guía. Estos rasgos se van formando en el candidato al seminario en sus diferentes procesos. En el seminario mayor es una etapa del discipulado los primeros 4 años y después viene la etapa de la configuración que es la Teológica, ambas formaciones comprenden el área humana, área pastoral y área intelectual’’.

También apuntó que la Iglesia necesita pastores, pastores buenos, y para esto la oración de la Iglesia es fundamental, fruto de esta oración son jóvenes que se están preparando para ser sacerdotes, pero nos corresponde a todos hacer la oración por esas vocaciones.

El Día dedicado al Seminario Diocesano de Tijuana coincide con la Fiesta del Buen Pastor, cuarto domingo de pascua y en este año también con la Jornada Mundial de Oración por las vocaciones número 56 donde todos estamos invitados a orar por buenos frutos. Para esto estará presente el Seminario en la Jornada de oración que a nivel local se hace por las vocaciones. Esta Jornada estará dividida en dos partes, una parte es de interacción donde habrá una expo vocacional, donde hay oración, confesiones, predicaciones, una representación escénica, música en vivo y el segundo momento es un concierto también con cantos vocacionales.

El propósito de Jesús el Buen Pastor es dar vida y proteger, ¡Él vive hoy como nuestro pastor! Finalizó el Pbro. Guillermo, Rector del SDT.

Podría también gustarte...