El Vaticano da respuesta a los jóvenes que sufren bullismo, con el “Observatorio Mundial de Cyberbullismo”

Pastoral de la Comunicación.- (Ciudad del Vaticano) En Conferencia de prensa, el Observatorio Internacional de Cyberbullismo, que tendrá como sede el Vaticano, y que es el fruto de la colaboración de dos Fundaciones: Scholas Occurrentes y Carolina.

“La unión de jóvenes de distintos países que sufren tanto ellos, como sus compañeros esta epidemia mundial que se llama bullismo; por primera vez aquí en el Vaticano, se da respuesta a un pedido que hace el Papa Francisco, de hacer visible este drama que sufren los jóvenes y los padres de los afectados; por eso Scholas junto a la Fundación Carolina, se han sumado para hacer un Observatorio Internacional, no sólo para recoger información, sino también para ayudar a los gobiernos y familias a poner en practica propuestas concretas para superarlo”, lo dijo José María Del Corral, Presidente de la Fundación Pontificia “Scholas Occurrentes”, durante la Conferencia de prensa de presentación del Observatorio Internacional de Cyberbullismo (ICO), que tendrá como sede el Vaticano.

El Observatorio lo definen sus directivos es un proyecto estudiado para responder por el bienestar de los jóvenes en internet; también será presentado en el ámbito del Primer Congreso Mundial sobre la relación entre los menores y la web, en programa para el mes de abril de 2019. Con el objetivo de busca hacer de internet un lugar seguro y que genere la información cierta para que a partir de ahí, se puedan generar políticas públicas en los distintos países. Dicha proyecto se inspira en la historia de la joven italiana, Carolina Picchio, a quien se dedicó la primera ley Europea contra Cyberbullismo. Ya que el Papa Francisco fue el primero quien salió a hablar con toda valentía, con toda fuerza que este fenómeno que estaba atacando a los jóvenes el mundo entero,  él mismo la hizo público en las confirmaciones, incorporándolas en las promesas bautismales, lo puso en la propia liturgia el tema del bullismo.

 

Podría también gustarte...