Intención del Papa en Noviembre: Para que “el lenguaje del corazón y del diálogo prevalezca siempre sobre el lenguaje de las armas”

Pastoral de la Comunicación.- (Vaticano) En el penúltimo mes de este año, la Intención de Oración del Papa Francisco es por la aspiración humana más deseada en todos los hombres y mujeres de buena voluntad: la paz.

El Papa Francisco en su video mensaje manifiesta que “todos queremos la paz” y más que nadie, “la quieren aquellos que sufren por su ausencia”. Invitando a rezar juntos para que “el lenguaje del corazón y del diálogo prevalezca siempre sobre el lenguaje de las armas” y remarca que “podemos hablar con palabras espléndidas”, pero si en nuestro corazón no hay paz, “no la habrá en el mundo”, asegura el Obispo de Roma.

Dicha intención, lejos de una casualidad, resulta un apremiante llamamiento ante los recientes datos proporcionados por la ONU en los que se revelan que el 90% de las víctimas civiles en los conflictos armados son mujeres y niños y concretamente en el pasado año 2017 se registraron 21.000 violencias graves contra los más pequeños (Informe de junio de 2018). Aunque las cifras más escandalosas vienen de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, la cual estima que desde 1948 se registraron más de 52 millones de refugiados y desplazados como consecuencia de conflictos armados.

Al tiempo, alienta a la “cariño-terapia” que recuerda en su video que el lema de una de las campañas promovidas por el CELAM para luchar contra el maltrato y el daño infantil que se está desarrollando actualmente: “Con cero violencia y 100 por ciento de ternura – dice el Papa – construyamos la paz evangélica que no excluye a nadie”.

En efecto, “Cero violencia, 100% ternura” es el lema elegido para acompañar a la caminata solidaria “Huellas de la Ternura”, que arrancó el pasado mes de junio 2018 en Tijuana (México) y que finalizará en junio de 2019 en la Patagonia argentina. Una iniciativa que fue lanzada por el Consejo Episcopal Latinoamericano precisamente en respuesta a la “cariño-terapia” recomendada en tantas ocasiones por el Papa Francisco.

Podría también gustarte...