En nuestra Arquidiócesis la Adoración Eucarística se impulsa en las Capillas de adoración perpetua: luz y vida para la Ciudad

Pastoral para la Comunicación.-La adoración eucarística perpetua es un método de oración profundamente personal que muchos santos han recomendado durante los siglos pasados. Consiste en visitar una iglesia o una capilla pequeña para adorar a Jesucristo, verdaderamente presente en el Santísimo Sacramento.

Durante el siglo XV creció la popularidad de una práctica por la que se depositaba la hostia no en el tabernáculo, sino en un receptáculo de oro denominado “custodia’’. La hostia se exhibía dentro de una pieza de cristal transparente. Así, en vez de estar oculta en el tabernáculo, la hostia podía ser vista y adorada por todos en su custodia.

En la Arquidiócesis de Tijuana en esta última década se ha incrementado la adoración al Santísimo Sacramento, mediante la apertura de las Capillas de Adoración Perpetua en las que los fieles comprometen parte de su tiempo para estar frente a Jesús en el Santísimo Sacramento, algunas parroquias que cuentan con capilla de Adoración son:  Conversión de San Pablo, Ntra. Sra. Del Carmen, Divino Maestro, San Bernabé Apóstol, Santuario Madre Teresa de Calcuta con los Misioneros de la Caridad, Ntra. Sra. de Guadalupe, Tecate, Ntra. Sra. de la Encarnación, Cristo Misionero y el Templo Expiatorio, San Rafael Guizar y Valencia, entre otros.

A nivel parroquial como diocesano se hacen procesiones con la Eucaristía expuesta por las calles para la adoración del pueblo de Dios. Son muchos los beneficios que obtenemos al estar en la presencia de Jesús Eucaristía, es pues una hora para aprender de Jesús, agradecer su sacrificio y para corresponder a su amor. En este sentido se dice que la adoración ante el Santísimo sacramento es la prolongación de la misa. Visitar a Nuestro Señor será el tiempo mejor invertido.

Podría también gustarte...