La importancia del Acompañamiento espiritual

 

Tijuana, B. C.- El grupo católico Mujer, tu Iglesia Católica te necesita, coordinado por el Presbítero Carlos Castillo Ramos, organizó un desayuno mensual  en el Restaurante El Taller el 19 de enero, donde el Presbítero Mario Villanueva Arellano, Ecónomo del Seminario Diocesano de Tijuana, dio la conferencia “Acompañamiento espiritual”.

            “Para mí es muy importante el acompañamiento porque si no hay acompañamiento  no hay crecimiento. El acompañamiento que se da, y yo pongo como ejemplo los discípulos de Emaús, también a nosotros como creyentes nos puede ocurrir que acudamos a la santa misa, a los sacramentos, pero muchas de las veces  nosotros no lo creemos con el corazón (que Jesús resucitó)”, comentó el padre Villanueva.

            Detalló que así como los discípulos de Emaús iban tristes por la muerte de Jesús, sin embargo su corazón estaba ardiendo, así también nosotros en momentos vivimos esa tristeza por diversas situaciones en nuestra vida y no podemos ver que Jesús está vivo.

            Y dijo que Jesús quiere que realmente seamos libres como hijos de Dios.

            Mencionó que el acompañamiento espiritual es muy importante, y no sólo pueden darlo los sacerdotes, sino toda persona que esté preparada para ello.

            De hecho, comentó, que todos pueden acompañar espiritualmente a su familia, pero lo importante es ser concientes de eso.

            “Porque todos estamos llamados a crecer más en la santidad. Esa es la vocación universal, el llamado a ser santos. El acompañamiento es para eso, para darnos cuenta que tenemos muchas capacidades para crecer”, destacó el sacerdote, quien tiene estudios especializados en Teología Espiritual y Formación Sacerdotal.

            Aclaró que no es adecuado conformarse con entender intelectualmente las Sagradas Escrituras, sino que es esencial que tengamos encuentros con Jesús vivo, resucitado.

            Y que es ilógico hablar del amor y del perdón cuando no lo hemos experimentado en Dios.

            Además cuando se acercan al sacramento de la reconciliación y confiesan los mismos pecados es porque no están creciendo espiritualmente, y están cayendo en un círculo vicioso.

            También dijo que mientras tengamos vida existe la oportunidad de crecer espiritualmente, y lo único que implica es voluntad y dejar la zona de confort.

 

Podría también gustarte...