Pronunciamiento de la Familia Martín Del Campo Tapia, en representación de las familias católicas

 

 

Tijuana, B.C.- Durante la XVI Marcha por la Vida, la Paz y la Misericordia, cuyo lema es “Misericordiosos como el Padre”, organizada por la Arquidiócesis de Tijuana el domingo 13 de marzo, la Familia Martín del Campo Tapia, en representación de las familias católicas de esta jurisdicción eclesiástica hicieron el siguiente pronunciamiento.

 

Bety Tapia de Martín Del Campo:

“Las familias existimos por  nuestro Sí a Dios cada día, por nuestra lucha diaria! Las familias existimos por Dios y para Dios. Él nos instituyó para engendrar la vida con la vocación al amor!

Las familias somos el vientre de la sociedad que encuba a los centinelas de la nueva generación. ¡Como el vientre de María que encuba en sus entrañas la fe de todos  nosotros sus hijos!

Las familias somos los encargados de construir una civilización de amor como respuesta a la misericordia que Dios ha tenido con nosotros “su Iglesia” desde que nos regaló la vida, el don más preciado! Y en nuestras manos está!

El Papa Francisco nos dijo: ¡Dios Padre le echó ganas a la humanidad y nos mandó a su Hijo a nuestra vida!

Nosotros como matrimonio, como pareja, como familia, ¿a qué le vamos a echar ganas? 

¡Hoy en esta fiesta por la vida y la Misericordia, por una Tijuana viva, nos pronunciamos como  familia a echarle ganas!”.

 

Ángel Martín Del Campo:

“¡A echarle ganas a la soledad, al aislamiento y a los problemas que buscan destruir nuestro hogar!

¡A echarle ganas para decir no al  estilo de vida estresado y acelerado que nos aleja de Dios!

¡A decirle no  a los medios de comunicación que bombardean ateísmo, idolatría y vida mundana!

Hoy nos pronunciamos contra todo lo que mata, aniquila y que no respeta la vida!

Como familia, pedimos a las autoridades y a la Iglesia “echarle ganas” para no manchar a Tijuana con la sangre de las leyes abortistas y de la indiferencia al ser humano como persona.

¡La vida, la creación y nosotros sus criaturas, somos la obra más perfecta de Dios y no tenemos derecho a destruirla!”.

 

Ángel y Bety juntos:

“Somos las familias católicas quienes damos sabor a hogar y a misericordia aquí en nuestra ciudad de Tijuana!”.

 

Se pronuncian por  los jóvenes y niños

Ángel Martín Del Campo Tapia:

“Uno de los mayores tesoros en esta tierra mexicana tiene rostro joven, nos dijo el Papa Francisco en el Encuentro de los jóvenes en Morelia.

Somos nosotros los jóvenes la riqueza,  y en nosotros está la esperanza!

Si no nos valoramos,  y sentimos que la vida no vale la pena,  estamos perdidos!  Estamos perdidos y aniquilados si sentimos que no le importamos a nadie! La riqueza y la esperanza la llevamos adentro porque Dios nos quiere aquí para contagiar a los demás de nuestros sueños. ¿Cuál es nuestro sueño?  Poder servir con alegría y dignidad  de la mano de Cristo! No estamos solos!!!!”.

 

Rosela Martín Del Campo Tapia:

“Por eso, porque los jóvenes y los niños somos la esperanza del cambio de mentalidad,   hoy nos pronunciamos  en esta marcha!  y somos la voz de Tijuana que queremos gritar y  pedirle al gobierno, a los empresarios, a la Iglesia y a toda la sociedad……..

No al narcotráfico!

No a los vicios!

No a la violencia!

No a la corrupción e impunidad!

No al descarte!

No a la cultura de la muerte!

 

Sí a la libertad de ser mejor persona!

Sí a la dignidad!

Sí a la igualdad!

Sí a la familia!

Sí a la vida!

Sí a Cristo!

 

Queremos una Tijuana viva para crecer, para estudiar, para formarnos y para servir!”.

 

Podría también gustarte...