El Arzobispo Rafael Romo les desea una ¡Feliz Navidad!

 

Tijuana, B. C.- El Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, desea a todos los católicos y comunidad en general una esperanzadora Navidad.

“Estamos en estos días que ya hemos recorrido todo este periodo de Adviento que desemboca en la Navidad. ¿Qué significa Adviento? Adviento es una espera. Esperamos al que viene, por eso este período se llama Adviento porque es la esperanza de la venida del Mesías”, dijo el Arzobispo.

Explicó que no se trata nada más de la ternura del bebé, del Niño Dios, lo que nos mueve a todos en el afecto, en el encuentro fraterno, en la convivencia familiar, etcétera.

“El anuncio es del Mesías que viene. Es un anuncio que nos dice: ´he aquí que una Virgen concebirá y dará a luz a un hijo´, y después viene el anuncio a María que le dice el ángel: ´Dios te ha escogido para ser la madre de su Hijo. Y ella si llena de sorpresa, pero también en una acción profunda de gracia dice: ´Hágase en mí según tu palabra´”, destacó Monseñor Romo Muñoz.

Relató también la llegada de los pastores quienes recibieron el anuncio de Dios a través de los ángeles, así como de los Reyes Magos que llegaron a adorar al Niño Jesús siendo guiados por la estrella, sintieron un llamado especial de parte del Niño Dios.

“Pero no se queda allí el Adviento, sino que es la llegada del Mesías que va a llevar todo un caminar de todo ser humano, que se desarrolle su vida y que viene a cumplir una misión. Y la misión de Jesús es redimirnos. El Mesías viene a redimirnos, y por eso no podemos detenernos en este tiempo de Navidad solamente en el anuncio del Mesías que viene como un niño, sino que viene a realizar la salvación y la redención del mundo entero”, mencionó el Arzobispo.

De ahí que tengamos que encontrar a Jesús realizando su obra redentora en su pasión, muerte y resurrección.

Y nos invita a pedir al Señor nos bendiga en nuestras personas, que sepamos recibirlo y que nuestro corazón esté abierto en ese adviento lleno de emotividad, de calor y amor para recibir al Señor que viene al corazón de cada uno de nosotros; que bendiga a nuestros hogares en este tiempo particularmente familiar donde debe sentirse la presencia del salvador, y que nos conceda la armonía y la paz que tanto anhelamos.

“Feliz Navidad para todos ustedes, que reciban al Señor con todo el corazón y que él les bendiga abundantemente”, deseó Monseñor Romo Muñoz.

 

 

Podría también gustarte...