Fieles católicos en diversos espacios preparan altares para honrar a la Virgen de Guadalupe

Pastoral para la Comunicación. – Cada 12 de diciembre los mexicanos celebran a su patrona en el Día de la Virgen de Guadalupe, quien desde hace 487 años guía y orienta a todos los ciudadanos de esta nación, “particularmente en este momento histórico, Santa María de Guadalupe, a través de su mensaje de amor… y que es de su mano cómo podremos reconstruir el tejido social y encontrar la paz” como han afirmado recientemente los Obispos Mexicanos.

A este propósito la grey católica desde el inicio del novenario o docenario a la Virgen de Guadalupe –días previos a la celebración principal- en diversos espacios incluso públicos o privados sean casas, empresas, ermitas, Iglesias o calles colocan un altar alusivo a los festejos en honor de Ntra. Sra. de Guadalupe ya que, durante esta festividad, en los hogares y recintos religiosos se celebran rosarios y danzas para honrar a la Virgen de Guadalupe en su día.

En este marco una tradición arraigada es la colocación de altares en honor a la “Morenita del Tepeyac” como expresión de su cariño y cercanía, si se considera la cantidad de fieles que no pueden asistir a la Basílica de Guadalupe. Algunos de los elementos que lo componen son los siguientes: la imagen central es la figura de la Virgen de Guadalupe de diversos materiales, la bandera mexicana o colores tricolor, las velas de colores encendidas alrededor de la virgen, para honrarla y dar luz a tu hogar con su presencia, las flores –rosas-son el adorno ideal en un altar de la Virgen de Guadalupe, así como un rosario, la Biblia, etc.

Finalmente, se debe tener en cuenta que lo más importante no es solo el signo del altar en su expresión estética sino el auténtico encuentro con su Hijo Jesucristo a través de la fe y del compromiso cristiano y como ciudadanos de esta patria mexicana.

Podría también gustarte...