El Arzobispo invita a los munícipes y diputados electos a trabajar por el bien común

 

 

El Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, invita a los presidentes municipales y legisladores electos el día de ayer 5 de junio a trabajar por el bien común, y a la comunidad que participó la felicita por cumplir con este deber cívico.

“Vivimos ayer una jornada especial toda nuestra sociedad, nuestro Estado particularmente, aunque también hubo en otros distintos estados inclusive con una mayor dimensión porque en otras partes se trata también de elección de gobernador. Aquí para nosotros la elección de nuestros presidentes municipales y la elección de los distintos diputados o legisladores”, dijo el Arzobispo.

También comentó que se debiera considerar un día o jornada de fiesta porque las elecciones se tratan de una renovación, de un cambio tanto psicológico como social. Y donde debiéramos participar todos porque todos estamos invitados para ello.

Sin embargo, es lamentable la abstención que predomina, por lo que deja de ser la gran fiesta.

Es bueno renovarse porque en el renovarse entra también la vitalidad de los nuevos responsables, y no se refiere a la edad, sino a la cuestión del pensamiento porque aun siendo de avanzada edad son capaces de llevar a adelante una renovación.

“En la búsqueda de un puesto de elección no se trata de una rivalidad visceral: ´yo tengo que ganar a como dé lugar y luchar contra el otro de una manera nada creativa´, sino como una búsqueda del bien común, porque eso es lo que debemos tratar de llevar: la búsqueda del bien común. Y un bien común es por lo tanto el poderle dar continuidad. Cuando se realizan las elecciones se pide a quien salga electo que continúe con la obra de los otros porque el hecho de interrumpir, de cuestionar es fácilmente la pérdida de muchos recursos. Echar a perder muchos recursos que realmente costaron mucho, y por lo tanto es muy conveniente llevar adelante la obra que los anteriores dejaron, sobre todo si se trata de algo que particularmente es importante y provechoso para la sociedad”, comentó Mons. Romo Muñoz.

Y a los contendientes que no lograron el triunfo los invita a felicitar a quienes si lo obtuvieron, porque es muy conveniente un entendimiento fraterno.

“Esperamos que quienes resulten agraciados sean sumamente responsables de lo que se pone en sus manos, y vivan su vida entregada al logro del bien común”, invitó el Arzobispo.

 

Podría también gustarte...