La Dimensión de Familia y Vida en la Arquidiócesis impulsa curso para Orientadores Familiares

Pastoral para la Comunicación. – A través de un circular emitida por la Dimensión de Familia y Vida en la Arquidiócesis de Tijuana expresa que son considerables los matrimonios tanto sacramentales como unidos sólo por el civil o los llamados matrimonios de hecho los que atraviesan por momentos difíciles (divorcios, separaciones, violencia intrafamiliar, la falta de educación y formación en valores a las nuevas generaciones). Preocupados por esta situación en la Arquidiócesis y por medio de COFAD (Consultoría y Orientación Familiar Arquidiocesana) que se desprende de la Comisión de Pastoral Familia brinda apoyo profesional, con enfoque católico, espiritual, humano y psicológico para estas familias en necesidad.

 

Este año la Dimensión de Familia y Vida a través de (COFAD) realizará el “Curso para ser Orientador Familiar” que anualmente se da a los agentes laicos con el fin de atender y prevenir problemáticas que afectan a la Familia.

Toda persona que pueda y quiera formar parte de este servicio pastoral será bienvenida. La capacitación tiene como fin último que aquellos que han recibido el curso regresen a su parroquia y/o movimientos para prestar este servicio a beneficio de su comunidad, formando con esto un grupo de agentes de Pastoral Familiar para una mayor y mejor atención a nuestras familias.

Los interesados en participar activamente en este curso tendrán hasta el 5 de septiembre para inscribirse y asegurar su espacio. Para mayor información pueden comunicarse con el Pbro. José Antonio Ochoa Maldonado, responsable de la pastoral Familiar en la Arquidiócesis o Mtros. José Luis y Ma. Rafaela Velarde, a Betania, Casa de la Familia tel. 664 681 558, cofadpastfam@gmail.com para proporcionar los datos necesarios para la inscripción.

El curso-capacitación que dará inicio el sábado 7 de septiembre, consta de 10 módulos de 4 horas cada uno, cada sábado de 4:00 pm a 8:00 pm concluyendo con el mensaje del Kerigma.

 

Podría también gustarte...