“La ocupación de un párroco es sembrar a Jesús en medio de su gente” Arzobispo Francisco al P. Arcadio Ávila nuevo párroco de Ntra. Sra. De Fátima en Playas de Rosarito

Pastoral de la Comunicación. – La Parroquia Ntra. Sra. De Fátima, Playas de Rosarito, perteneciente a la Jurisdicción Eclesial de la Arquidiócesis de Tijuana el pasado sábado 24 de agosto del presente, recibió a su nuevo párroco, el Pbro. Arcadio Ávila Huitimea, entregando el cargo el Pbro. Óscar Villalpando Ramírez.

La nueva encomienda que le ha hecho el Arzobispo al Pbro. Arcadio Ávila Huitimea está basada en su totalidad en el Código de Derecho Canónico, el párroco, como afirma el c. 519, “(…) ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo diocesano. El párroco procurará promover la función propia de los laicos, y cooperará con el Obispo diocesano (…)”.

Dio lectura a este nombramiento subrayando estos y otros aspectos el P. José Velasco Arias, Secretario Canciller de la Arquidiócesis para dar paso a distintos signos de la toma de posesión, entre los que se resaltan la Profesión de Fe, Renovación de promesas Sacerdotales, firmas del documento de nombramiento, etc.

Sr. Arz. Francisco Moreno Barrón quien ha designado nuevos párrocos para el Municipio de Rosarito dijo en la homilía: “Bajo la mirada con el título hermoso de Ntra. Sra. de Fátima quiero decirles que al P. Arcadio le he pedido que haga de esta parroquia una comunidad ejemplar, para toda la Diócesis. Le he pedido que sea una parroquia evangelizadora, que aquí en esta parroquia se estudie la Sagrada Escritura. Su nuevo párroco se va a empeñar en celebrar dignamente los sacramentos y de manera especial la reconciliación y la Eucaristía, hagan de la Santa Misa la fiesta de la fe como le llamaba el papa Benedicto XVI. La ocupación de un párroco es sembrar a Jesús en medio de su gente – siguió el Arzobispo – si siguen a su párroco a través de él han de seguir a Jesús (…) Así mismo resaltó la importancia del signo de que estén presentes el párroco saliente y el párroco que toma posesión, pues habla de la unión fraterna del sacerdote. Es Jesús mismo el que le pide al P. Arcadio este nuevo servicio en su ministerio sacerdotal, recíbanlo ustedes con cariño, quiéranlo mucho, comprométanse a colaborar dentro de las estructuras de la parroquia.

Al entregar la parroquia el Pbro. Óscar Villalpando Ramírez dijo a los presentes: “Agradezco a Dios que me ha llamado a ser sacerdote para servir a Dios y a su Iglesia, gracias por la experiencia que he tenido con ustedes mi pueblo, aprendí mucho con ustedes y bienvenido padre Arcadio, te quedas con una comunidad muy noble y muy amorosa, gracias Sr. Arzobispo por su presencia y que Dios nos bendiga a todos”.

Pbro. Arcadio Ávila en su primer encuentro con la comunidad comentó: “Gracias a Dios por el regalo que nos hace a la Arquidiócesis de nuestro padre y pastor, gracias Excelencia por ser para nosotros sacerdotes un padre verdadero, por su entrega, es usted un modelo de trabajo y empeño. Gracias por su presencia a todos, vamos a continuar el trabajo que el P. Óscar ha venido haciendo y cuento con todos, muchas gracias”

 

 

Podría también gustarte...