“La Pascua es el centro de la vida cristiana”

Pastoral para la Comunicación.- El concilio Vaticano II hablando del sentido pascual del cristianismo ha dicho: “Esta obra de la redención humana y la perfecta glorificación de Dios, la realizó Cristo principalmente por el misterio pascual de su bienaventurada pasión, resurrección y gloriosa ascensión” (SC 5). Por ello, el misterio pascual es el corazón del cristianismo, de la iglesia y su acción pastoral en el mundo y de la vida espiritual cristiana.

Los cristianos por el sacramento del Bautismo participan en la muerte y resurrección de Cristo y están llamados a anunciar esta gran noticia, a comunicar la alegría que llena el corazón. En consecuencia, para realizar esta tarea evangelizadora es necesario vivir una espiritualidad pascual que nos convierta en verdaderos testigos de la resurrección.

La Pascua es la vida a la que todos estamos llamados a vivir de diversas formas y maneras: Respetar, cuidar y defender la vida en todas sus etapas, unirse más intensamente a Cristo por la oración y la vida sacramental, leer y meditar la Palabra de Dios, escuchar con atención y humildad el mensaje que esta Palabra viva y eficaz tiene para cada uno de nosotros.  nos permite analizar nuestra vida a la luz de la Resurrección, ser incansables sembradores de paz.  Recordar que el saludo de Cristo Resucitado a los apóstoles es “Paz a ustedes” (Jn 20, 19).

Otros aspectos se podrían ampliar; sólo así la Pascua se puede vivir en un hecho existencial y radical capaz de transformar la vida. Que la mirada pascual de la fe que al igual que a los apóstoles permita identificar a Jesús resucitado que camina a nuestro lado.

 

Podría también gustarte...