La sinodalidad, en sintonía con la hora de los laicos

Pastoral de la Comunicación

          Tijuana, B.C.- Podemos partir de la cuestión, ¿se ha puesto en práctica, lo apuntado por el Magisterio en relación a la importancia y acción del laicado? Es incuestionable que ha habido un avance, que se concreta en realidades donde se visibiliza la corresponsabilidad y participación  de los laicos en la misión de la Iglesia y, por supuesto, todos conocemos multitud de laicos y laicas que ofrecen constantemente su vida a Dios y a los hermanos; pero también sabemos que falta camino por recorrer. El Papa Francisco lo expresa así: “recuerdo ahora la famosa expresión: «es la hora de los laicos» (Carta del Papa Francisco al Cardenal Marc A. Ouellet, Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Vaticano, 19 de marzo de 2016)

            “Saludo con mucho cariño a todos y cada uno de ustedes que representan a todos los laicos de nuestra Arquidiócesis de Tijuana. Se lanzó una convocatoria para este curso de formación pidiendo que asistieran integrantes de los Consejos Parroquiales de Pastoral y abriendo también la posibilidad a que vinieran otras personas de la parroquia. Como ven se trata de un grupo representativo de la Arquidiócesis, de un grupo representativo de cada parroquia. Pero podemos decir que esto es como una semilla que irá creciendo y que dará mucho fruto no sólo en su vida de cada uno de ustedes, en su familia, sino en su parroquia y en toda nuestra Arquidiócesis”, dijo nuestro Arzobispo Francisco Moreno Barrón, en la bienvenida que dio a las religiosas y feligreses.

            Explicó que sinodalidad significa caminar juntos, y que reflexionando el documento en esta semana de estudio espera que podamos caminar juntos como Iglesia diocesana de Tijuana.

            Y que a través de la historia de esta Arquidiócesis, de lo que fue antes diócesis, se han vivido muchos signos de comunión, de unidad, de caminar juntos. Además desde que Dios  a través del Santo Padre le confió este servicio en la Arquidiócesis, también han hecho varias actividades, varios eventos en sinodalidad.

            “La Iglesia, dice el Papa Francisco que tiene que vivir en sinodalidad, y la sinodalidad no son acciones sueltas, no es un caminar juntos por un tiempo, sino que tiene que ser como un estilo de vida, una manera de ser de la Iglesia. Siempre caminar juntos en todo lo que hacemos, caminar juntos cuando nos congregamos en distintos tipos de reuniones y a distintos niveles, y caminar juntos en la tarea misionera porque la Iglesia es esencialmente misionera, y nuestra Arquidiócesis también tiene que asumir con gozo, con responsabilidad su tarea misionera. Y para que esto sea posible tenemos que caminar juntos de tal manera que nadie vaya solo, que nadie le haga al llanero solitario, sino que tengamos conciencia de que somos la Iglesia de Cristo en el cuerpo de Cristo y que estamos llamados a construir la unidad, la comunión, a hacer juntos como hermanos este peregrinar en la Arquidiócesis de Tijuana”, destacó Mons. Moreno Barrón.

            Y refirió que hoy es el tiempo de los laicos y que bien formados, bajo el impulso del Espíritu Santo, pueden aportar mucho para el caminar de nuestra Iglesia particular de Tijuana.

           La sinodalidad, no sólo potencia la “hora de los laicos” sino un replantear y revitalizar la vocación laical, específicamente a la luz del Concilio Vaticano II, recuperando el carácter “cristiano” básico de la figura del laico a partir de lo que representa el bautismo, y subrayar la índole “secular” propia de la vocación laical. Así, el laicado pasa de objeto-súbdito a sujeto-protagonista de la Iglesia, ya que “el carácter secular es propio y peculiar de los laicos…pues viven en todos y cada uno de los deberes y ocupaciones del mundo, y en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social, con las que su existencia está como entretejida.” (LG 31)

Podría también gustarte...