Los laicos solicitaron al Arzobispo apoyo para la obtención y regularización de terrenos para templo

 

             Tijuana, B.C.- Una de las peticiones que han hecho los feligreses a nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Moreno Barrón, es su apoyo para la obtención de terrenos, ya sea donados o comprados, y la regularización de otros terrenos donde ya cuentan con alguna capilla, durante su visita pastoral por el Decanato XII.

            También le dieron la bienvenida y le agradecieron su visita y sus ganas de trabajar y de renovar nuestra Arquidiócesis de Tijuana, y le ofrecieron sus oraciones y le compartieron su amor por sus sacerdotes, y el aumento de la fe y fortaleza por el trabajo pastoral de la Iglesia. Y le pidieron más formación para las catequistas y descentralizarla para que sea accesible en todas las áreas de nuestra Arquidiócesis de Tijuana, y mayor motivación para los acólitos para que haya un mayor número de éstos.

            Además le presentaron la realidad de muchas familias que están disgregadas o sólo cuentan con la mamá, o que tienen el problema de adicciones, y le pidieron los considere parte de su familia, los tenga en sus oraciones y los visite. También la falta de compromiso y de fe de algunos católicos, la inseguridad de las comunidades, etc.

            Así mismo le manifestaron su alegría por querer impulsar la Misión Permanente, y le dijeron estar dispuestos a participar, y que requieren formación misionera. Además le solicitaron un vicario que apoye a su párroco.

            Las religiosas Ecuménicas de Guadalupe le presentaron la problemática que tienen.

            Por su parte el Arzobispo les agradeció su amor por sus sacerdotes y los animó a seguir creciendo en su fe amando y conociendo más a nuestra Iglesia, así como el participar en las actividades diocesanas como será pronto la Misión Permanente.

            Así mismo invitó a los sacerdotes y feligreses a animar a los monaguillos porque es un semillero de vocaciones, y les enumeró los elementos que nos caracterizan a los católicos: el amor a la Virgen María, la comunión con el Santo Padre y los obispos, los sacramentos, la devoción a los santos y la unión en el amor.

            También les recordó el potencial que tienen como laicos, y los invitó a todos a participar en la Misión Permanente cada quien con sus posibilidades, desde niños hasta ancianitos.

 

Podría también gustarte...