Los Obispos de México tendrán Semana de Formación Permanente 100% virtual

Pastoral para la Comunicación.- Con información publicada por la Conferencia del Episcopado Mexicano se realizará la Semana de formación permanente con el objetivo principal que se centrará en releer el Proyecto Global de Pastoral 2031+2033, desde la realidad más actual y los desafíos presentes y futuros provocados por la pandemia del COVID-19 en México, iluminados por la Palabra de Dios y el Magisterio del Papa Francisco, para enfrentar la desafiante situación cultural, económica, política, social y eclesial que atravesamos.

Encuentro con los Obispos de México

Ciudad de México, a 20 de agosto del 2020
Prot.Nº83/20

Ante la realidad que vivimos y en medio de la pandemia, los obispos de México hemos rediseñado la Semana de Formación Permanente, con la anuencia de los Consejos de Presidencia y Permanente, pasándola de presencial a 100% virtual e interactiva con los fieles del País, presentándola como un espacio de encuentro formativo y sinodal, que nos ayude a responder de una mejor manera el contexto adverso que nos acontece.

Este Encuentro.COM donde “.COM” significa: Con los Obispos de México, se llevará a cabo del 31 de agosto al 3 de septiembre de 2020 y estará combinada con momentos únicamente para obispos, y otros abiertos a sacerdotes, religiosas y fieles, a quienes invitamos muy cordialmente a participar, a través de nuestra página web y redes sociales, en los diversos talleres que se impartirán, y en los momentos espirituales importantes que se ofrecerán en el programa.

El objetivo principal de estos días se centrará en releer nuestro Proyecto Global de Pastoral 2031+2033, desde la realidad más actual y los desafíos presentes y futuros provocados por la pandemia del COVID-19 en México, iluminados por la Palabra de Dios y el Magisterio del Papa Francisco, para enfrentar la desafiante situación cultural, económica, política, social y eclesial que atravesamos.

«Hoy más que nunca estamos llamados a ser una Iglesia Pueblo, misionera y evangelizadora que, como Madre compasiva y testigo de la Redención, siga construyendo y anunciando la dignidad humana, comprometida con la paz y las causas sociales, compartiendo con los adolescentes y jóvenes, la tarea de hacer un país lleno de esperanza, alegría y vida plena» (Opciones y Compromisos Pastorales, PGP 171-188).

Que las palabras que Nuestra Señora de Guadalupe dirige a San Juan Diego, resuenen en nuestro corazón y en el de todo México: “Que no se perturbe tu rostro, tu corazón; no temas esta enfermedad… ¿No estoy yo aquí que soy tu madre?”.

Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey
Presidente de la CEM

Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey
Secretario General de la CEM

Podría también gustarte...