Jesús cuestiona a los falsos maestros

Lunes 23 de agosto

Evangelio: Mateo: 23,13-22. Jesús cuestiona a los falsos maestros

"¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que quisieran. ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para conseguir un prosélito, y cuando lo han conseguido lo hacen dos veces más digno de la Gehena que ustedes! ¡Ay de ustedes, guías ciegos, que dicen: "Si se jura por el santuario, el juramento no vale; pero si se jura por el oro del santuario, entonces sí que vale"!¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante: el oro o el santuario que hace sagrado el oro? Ustedes dicen también: "Si se jura por el altar, el juramento no vale, pero vale si se jura por la ofrenda que está sobre el altar". ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar que hace sagrada esa ofrenda? Ahora bien, jurar por el altar, es jurar por él y por todo lo que está sobre él. Jurar por el santuario, es jurar por él y por aquel que lo habita. Jurar por el cielo, es jurar por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él. 

 

ORATIO 

Señor Jesús, en nuestro interior gemimos todavía de espanto con el recuerdo del lamento fúnebre que entonaste sobre el camino trazado por los maestros de la Ley y los fariseos hipócritas. ¡Pobres de nosotros! No queremos oírlo un día de tu boca dirigido a nosotros, cuando finalmente te contemplemos en tu gloria. Te pedimos, Espíritu Santo, que nos ilumines para que comprendamos y acojamos toda la novedad de tu Evangelio, para que no bajemos a compromisos con una religión hecha a medida de nuestra mezquindad, de nuestra avaricia, de nuestra estrecha visión de la vida. Padre nuestro, a ti queremos conocerte, a ti queremos servirte, por ti queremos ser amados, porque tú eres el único que habita en el templo, el que está sentado en el cielo, el Dios vivo y verdadero. 

 

Mons. Salvador Cisneros

Parroquia Santa Teresa de Ávila  

Podría también gustarte...