Festejarán a Ntra. Sra. de la Merced en las penitenciarías

 

          Tijuana, B. C.- La festividad de Nuestra Señora de la Merced, patrona de los cautivos, será el próximo 24 de septiembre, y será festejada en las penitenciarías de la Arquidiócesis de Tijuana, donde los sacerdotes Mercedarios, junto con religiosas y fieles evangelizan a las y los presos.           

          “Los padres mercedarios brotan de esta devoción a Nuestra Señora de la Merced, y también las religiosas en la rama femenina. A través de ellos y de ellas, particularmente de ellos, se hace la atención de los presos, de los que están privados de su libertad”, comentó el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz.           

          Recordó que desde que llegó a la Arquidiócesis de Tijuana acompañaba a los sacerdotes durante la festividad de Nuestra Señora de la Merced en el entonces “pueblito” de La Mesa.           

          Posteriormente con la construcción de las penitenciarías de El Hongo, donde están los presos de mediana peligrosidad, también les dan una atención espiritual, donde continuamente va a celebrar la Eucaristía con los internos.           

          “Es una experiencia singular porque tienen ellos necesidad de esta palabra de Dios, de este consejo, de este acompañamiento que les haga sentir que le interesan a la gente, y que nosotros nos preocupamos por ellos, brindándoles lo mejor que se puede de esperanza, de acompañamiento”, compartió el Arzobispo.           

          Resaltó la forma de participación de las y los internos en la Misa, quienes se organizan en la liturgia, como lo son los coros, donde cantan con mucho entusiasmo.           

          Esta experiencia, dijo el Arzobispo, es estupenda y extraordinaria donde muestra que el ser humano en cualquier situación en que se encuentre tiene gran necesidad de Dios.           

          En la Arquidiócesis de Tijuana varios sacerdotes visitan periódicamente a las y los presos, coordinados por los padres mercedarios, quienes dirigen la Pastoral Diocesana Penitenciaria.            

          Asimismo la Madre Antonia, con su grupo de religiosas Siervas de la Undécima Hora de San Juan Eudes trabajan a favor de las y los presos, a quienes los ayudan con ropa, medicamento, atención médica, atención espiritual, etc.           

         Los sacerdotes mercedarios construyeron la Casa Nuestra Señora de la Merced donde reciben a los varones que han salido de la penitenciaría, y que no tienen familiares en Baja California, donde les dan asistencia.              

          Por su parte las Siervas de la Undécima Hora tiene la Casa Campo San Miguel donde apoyan a familiares de las y los presos.

Podría también gustarte...