Por una migración sin violencia

 

Tijuana, B. C.- La Iglesia Católica celebra la Jornada del Migrante con un taller para agentes de pastoral que trabajan con los migrantes en Oaxaca, que se llevó a cabo del 29 de agosto al 2 de septiembre, y con una celebración especial el domingo 4 de septiembre en la Ciudad de México.

“La mirada que tuvimos en este taller de migrantes es por una migración sin violencia. Hemos visto cómo los migrantes han sido también objeto de violencia. No nada más en el sentido de la autoridad, que les impide el paso. Que gracias a Dios con estos avances de la legislación ya hay una protección legal para el migrante”, comentó el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, Presidente de la Dimensión de Movilidad Humana en el Episcopado Mexicano.

Destacó que la Iglesia influyó en estas reformas mediante estos talleres de migración, cuyas conclusiones se presentaban a las autoridades federales y legisladores.

Y que los abusos que aún se dan de las autoridades, especialmente por parte de la policía a los migrantes, también es violencia.

En nuestra Arquidiócesis de Tijuana ya se realizó el taller para agentes de pastoral, así como en la Ciudad de México, en Nogales y actualmente en Salina Cruz, Oaxaca, cerca de Ixtepec lugar por donde pasan los migrantes.

“La violencia también se da desde otro lado, la violencia de la delincuencia organizada que ha abusado de los migrantes porque para ellos son también recurso de economía. Se pueden imaginar los miles de migrantes que circulan por nuestro país. Y que son de alguna manera interceptados en el camino y vejados de mil maneras para poder ser también un producto que deja dinero”, resaltó el Arzobispo.

Por ello analizaron en este taller la migración sin violencia, pero de una manera integral e integrante, viendo también por el bien de la familia de los migrantes.

 

 

Podría también gustarte...