Misa de ofrendas en el Seminario: “Oren por las vocaciones a la vida sacerdotal o religiosa”

 

Tijuana, B. C.- El Seminario Diocesano de Tijuana y las Damas Auxiliares organizaron la Misa de ofrendas, que presidió el Arzobispo Metropolitano Don Rafael Romo Muñoz, como cada año lo hacen para reunir fondos económicos que apoyen la formación de los seminaristas, futuros sacerdotes de la Arquidiócesis de Tijuana.

“Les agradecemos a nombre propio, del Seminario y de todo el equipo de formadores. Les agradecemos esta generosidad con que todas ustedes nos apoyan. Agradecemos a las Damas Auxiliares que desde hace tiempo iniciaron con esta obra”, dijo el Arzobispo.

Durante la homilía resaltó la importancia de que el evangelio debe normar nuestras vidas y entrar a nuestros corazones, y que debe darse la  inculturación del Evangelio en todas las áreas de nuestras vidas, ya que todos tenemos vida eterna la cual empieza desde la concepción.

Por su parte el Rector del seminario, Presbítero Carlos Franco Candiani, les dio la bienvenida a este evento “organizado para el bien de nuestra Alma Mater, el Seminario Diocesano de Tijuana, lugar en el que jóvenes valientes y responsables han emprendido este camino de llamamiento de parte de Jesús, el resucitado”, destacó el rector.

También agradeció su generosa colaboración en el bien de los futuros sacerdotes, en esta institución que está viviendo su 74 aniversario de fundación, siendo la primera institución a nivel superior en nuestro Estado y de la ciudad de Tijuana.

“Oren por las vocaciones a la vida sacerdotal o religiosa, pero desde lo que más quieren ofreciendo a su hijo o hija para que de una respuesta generosa al llamado que Dios les hace. Este año en nuestra Arquidiócesis se le ha dado un gran impulso a la promoción vocacional y nada menos el mismo señor Arzobispo Don Rafael Romo lo ha nombrado como el ´año de las vocaciones´”, enfatizó el rector.

También la presidenta de las Damas Auxiliares del Seminario, la Sra. Gloria de Salum, comentó que el objetivo de esta Misa de ofrendas es apoyar al seminario aunque sea en una pequeña parte conociendo las necesidades que tienen, y lo hacen con mucho amor desde hace 42 años.

“Nosotros vemos en los sacerdotes, primero decíamos que eran como nuestros hijos. Ahora ya son como nuestros nietos porque ya han pasado muchos años, pero para nosotros son los pilares que van a administrar los sacramentos a nuestras familias. Pedimos a Dios, como dijo ahorita el señor Arzobispo, que mande trabajadores a su mies, y eso es por lo que nosotros pedimos y hacemos oración”, compartió la señora Gloria de Salum.

A las mujeres las invita a decirle a Dios esta nueva oración que aprendió: “Dios mío yo me encargo de tus cosas. Tú encárgate de las mías”, ya que estamos acostumbrados a pedirle a Dios, pero también es importante ofrecerle. Y que todas las mujeres: las madres, las que trabajan, etcétera son un gran pilar de la humanidad, y las exhorta a ser conscientes de esta gran responsabilidad que tienen.

25 mujeres forman parte de las Damas Auxiliares.

La misa de ofrendas se llevó a cabo a las 10:30 a.m. en la Capilla del Seminario Mayor, y posteriormente compartieron los alimentos en el patio del seminario.

 

Podría también gustarte...