“No se desanimen, una pizca de levadura transforma la masa” Papa Francisco en su catequesis semanal

Pastoral para la Comunicación.- El Papa Francisco regresó de su veintinueve viaje apostólico que le llevó a Bulgaria y a Macedonia del Norte. En su habitual catequesis de los miércoles insistió en no decaer en el desánimo ya que “aún hoy se necesitan evangelizadores apasionados y creativos, para que el Evangelio llegue a los que aún no lo conocen y puedan regar de nuevo las tierras donde las antiguas raíces cristianas se han secado”. Exhortando a “soñar cosas grandes y comprometerse…escuchando la voz de Dios en la oración y en la carne de los hermanos más necesitados”. Por eso, “frente a la magnitud de los problemas del mundo actual, les he invitado a no desanimarse recordándoles cómo un poco de levadura puede transformar toda la masa. Es el misterio de la Eucaristía, semilla de vida nueva para toda la humanidad”.

Finalmente invitó a “vivir en el milagro de Dios que, con unos pocos panes y peces, sacia el hambre de las multitudes”.

 

Podría también gustarte...