Nuestro Arzobispo Francisco, nos ofrece algunas claves de fe, para vivir la Solemnidad de Ntra. Sra. de Guadalupe

1.- “La Santísima Virgen María nos invita a que nuestra fe sea una fe viva, una fe dinámica, por lo tanto nuestra fe en Jesús y el amor a la Virgen de Guadalupe tienen que manifestarse en una labor evangelizadora y misionera de la Iglesia muy intensa, en cada una de nuestras diócesis, en cada una de nuestras parroquias, a través de los movimientos, grupos, asociaciones de niños, de jóvenes, de adultos, todos tenemos que ser como María: evangelizadores y misioneros”.

2.-“Nuestras manos y en nuestro corazón llevamos a la Santísima Virgen de Guadalupe para encomendarle el cuidado maternal de todos nuestros hermanos migrantes: los que se encuentran en los Estados Unidos, los que han sido deportados, los que van y vienen continuamente, a veces todos los días por motivo de trabajo, para encomendarle a este pueblo migrante de la Baja California, especialmente de Tijuana, Rosarito y Tecate”.

3.-“La Morenita del Tepeyac vino para quedarse para siempre y acompañarnos en nuestro peregrinar a través de la historia, y dejó su imagen en el ayate de San Juan Diego”.

4.-“Nosotros somos el Juan Diego de hoy. Los mexicanos somos el nuevo Juan Diego a quien se le sigue manifestando amorosa la Virgen de Guadalupe, entregándonos a su Hijo Jesús y caminando a nuestro lado a través de la historia. Pero también en la condición particular de cada uno”.

5.-“Quién no ha sentido esa caricia de madre, ese regazo maternal, en cuántos hogares ella ha hecho maravillas sobre todo en la construcción de la unidad, de la reconciliación”.

6.-“Como ella está empeñada en que nuestro México encuentre hoy los caminos del verdadero progreso en la justicia y en la paz verdaderas”.

7.-“Podemos afirmar que nuestros hermanos migrantes mexicanos y no mexicanos son también el rostro de Juan Diego que cuenta con la maternal protección de la Santísima Virgen de Guadalupe”.

8.-“Ella ha caminado a través de la historia con el pueblo mexicano. La historia de México, superficialmente vista, puede parecer la historia de cualquier pueblo del mundo; pero si vemos con cuidado el Acontecimiento Guadalupano, nos daremos cuenta que la historia de México, no es otra cosa sino la continuación de aquel diálogo entre la Virgen de Guadalupe y Juan Diego en el Tepeyac”.

9.- “La Virgen de Guadalupe se nos sigue mostrando amorosa, solicita, maternal, de una manera muy especial en este templo. Ella pidió un templo y el amor de los mexicanos y con ellas millares de templos, santuarios, capillas, a lo largo de todo el territorio nacional”.

10.- “Ntra. Sra. de Guadalupe nos vino a traer a Jesús y que podemos observar en la hermosa imagen a una mujer embarazada, por eso lleva a la altura de su cintura un moño que nos muestra su maternidad, porque el papel de María es conducirnos a Cristo”.

 

 

 

Podría también gustarte...