Papa Francisco en Tailandia: “tejer nuevas formas de construir la historia presente sin denigrar a nadie”

Pastoral para la Comunicación. – El Papa Francisco en el Encuentro con los líderes cristianos y de otras religiones en la Universidad Chulalongkorn de Bangkok en su visita apostólica a Tailandia considero que “Hoy es tiempo de atreverse a imaginar la lógica del encuentro y del diálogo mutuo como camino, la colaboración común como conducta y el conocimiento recíproco como método y criterio”.

En este sentido, el Papa Francisco indicó que es necesario un reconocimiento y valoración mutua, así como la cooperación entre las religiones, es aún más apremiante para la humanidad actual. “El mundo de hoy se enfrenta a problemáticas complejas, como la globalización económico-financiera y sus graves consecuencias en el desarrollo de las sociedades locales; los rápidos avances conviven con la trágica persistencia de conflictos civiles: migratorios, refugiados, hambrunas y bélicos; y también con la degradación y destrucción de nuestra casa común”.

Ya que todas estas situaciones, afirmó el Santo Padre, nos exigen aventurarnos a tejer nuevas formas de construir la historia presente sin necesidad de denigrar o denostar a nadie. Se acabaron las épocas donde la lógica de la insularidad podía predominar en la concepción del tiempo y del espacio, e imponerse como mecanismo válido para la resolución de los conflictos. “Hoy es tiempo de atreverse a imaginar la lógica del encuentro y del diálogo mutuo como camino, la colaboración común como conducta y el conocimiento recíproco como método y criterio”.

Finalmente aseguró la necesidad de promover un humanismo integral en diversos ámbitos y sectores que impacte en la humanidad, ya que estos tiempos nos exigen construir bases sólidas, ancladas en el respeto y reconocimiento de la dignidad de las personas, de reconocer y reclamar la defensa de nuestra casa común; en una administración responsable, que conserve la belleza y la exuberancia de la naturaleza como un derecho fundamental para la existencia.

Podría también gustarte...