Papa Francisco: “la política es una vocación de servicio…para el bien común”

Pastoral de la Comunicación.- La primera semana de marzo el Papa Francisco dirigió un mensaje a los miembros de la Academia de Líderes Católicos reunidos en Roma. A quienes recordó que “la política no es el mero arte de administrar el poder…es una vocación de servicio…para la generación del bien común”, según los propios medios vaticanos.

El Obispo de Roma, planteó que la vocación del cristiano y en particular, la vocación política, nace en la comunidad. En la comunidad, el primer signo es la amistad entre los miembros, que se descubren por la encarnación de Jesucristo, “invitados a proponer misioneramente esa misma amistad a los demás para así dilatar la experiencia que denominamos “Iglesia”. Así, la dimensión política de la vida del cristiano, -citando a San Óscar Romero-  “el cristiano verdadero debe preferir su fe y demostrar que su lucha por la justicia es por la justicia del Reino de Dios, y no otra justicia”.

En consecuencia, demando la necesaria la presencia de católicos en la política, ya que “ser católico comprometido en la política no significa ser un recluta de algún grupo, organización o partido, sino vivir dentro de una amistad, dentro de una comunidad”, explico el Pontífice.  En el mismo rubro consideró que “si tú al formarte en la Doctrina social de la Iglesia no descubres la necesidad en tu corazón de pertenecer a una comunidad… en la que puedas vivir la experiencia de ser amado por Dios, puedes correr el riesgo de lanzarte un poco a solas a los desafíos del poder, de las estrategias, de la acción, y terminar en el mejor de los casos con un buen puesto político pero solo, triste y manipulado”.

El Papa, estimula a mirar la política más allá de los discursos, por eso, mirar a las mujeres, los jóvenes y los marginados, en lo concreto, es mirarlos “como sujetos de cambio y no como meros objetos de asistencia”. Ya que en la respuesta a sus necesidades y demandas se juega en buena medida la verdadera construcción del bien común.

Podría también gustarte...