El más pequeño entre ustedes es el más importante

Evangelio: Lucas 9,46-50

 

En aquel tiempo, surgió entre los discípulos una discusión sobre quién sería el más importante.  "Jesús, al darse cuenta de la discusión, tomó a un niño, lo puso junto a sí y les dijo: El que acoge a este niño en mi nombre a mí me acoge, y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado, porque el más pequeño entre ustedes es el más importante.

Juan tomó la palabra y le dijo: Maestro, hemos visto a uno expulsar demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no pertenece a nuestro grupo. Jesús les dijo: No se lo prohibáis, que el que no está contra ustedes está de vuestra parte.

 

ORATIO

 

Oh Padre, tú que eliges a los pequeños y a los pobres, tú que les revelas a ellos los misterios de tu Reino, ayúdame a caminar por los caminos de la humildad y de la sencillez. Quiero imitar a tu hijo, Jesús, «dócil y humilde de corazón», y hacerme como él «siervo» de mis hermanos y hermanas. Sé que mi «hombre viejo» intenta impedir que me rinda a tu amor, alimentando en mí el orgullo, la presunción y la ingratitud. Sé también, no obstante, que a ti nada te es imposible y que con tu Espíritu puedes renovarme, realizando en mí las maravillas de las que sólo tú eres capaz.

Crea, pues, en mí, oh Padre celestial, un corazón dócil, alejado de triunfalismos, colmado de gratitud por el inmerecido amor con el que has revestido mi vida, un corazón ajeno a las envidias y a las rivalidades, pero capaz de gozar sinceramente con cada semilla de bien que has sembrado en el mundo.

 

Mons. Salvador Cisneros

Parroquia Santa Teresa de Ávila

 

 

Podría también gustarte...