Apoyemos a nuestros hermanos más necesitados en la Casa de los Pobres

 

Tijuana, B.C.- La Casa de los Pobres, atendida por las religiosas Misioneras Franciscanas de Nuestra Señora de la Paz, está llevando a cabo la Campaña de Cuaresma que cada año realiza solicitando el apoyo de los católicos y gente de buena voluntad, que desee apoyar a los pobres a través de esta institución que tiene 59 años de fundación.

“El tiempo de Cuaresma lo hemos escogido porque yo creo que es un tiempo donde podemos nosotros como personas humanitarias que siempre es Tijuana, pues hacer un poco más de esfuerzo, recordar que está aquí La Casa de los Pobres, que están todos los pobres que esperan siempre, día con día, que nosotros les demos un apoyo ya sea en medicina, en comida, en ropa. En tantas necesidades que tienen, y yo creo que es un buen momento. Dios, el Evangelio nos invitan a recordar al prójimo, ayudarlo en la medida de nuestras propias posibilidades, y les recordamos que aquí estamos”, dijo la Hna. Gudelia Betanzos, Encargada del Departamento de Trabajo Social de la Casa de los Pobres.

Detalló la religiosa que cada día aumentan las necesidades de los pobres, ya que Tijuana con rostro de migrante tiene una población flotante, por lo que están presente en esta casa, en otras instituciones que atiene la Iglesia católica y otros grupos de la sociedad.

Y ejemplificó los casos en que necesitan un par de zapatos, ropa o jabón para bañarse, y por supuesto necesitan comida. Hay padres o madres de familia que piden comida para sus hijos porque los mantienen de los que obtienen en la basura, pero que ya ni los plásticos llegan a los dompes donde los recogen.

“La Casa de los Pobres se ha distinguido por la gente migrante. Es la gente que vivía o vive en la canalización del Río. No tienen una casa. No tienen nada. Viven en la intemperie, y siempre son más hombres que mujeres. Pero las mujeres son las que vienen a nuestra oficina de Trabajo Social. Los hombres son los que se forman en la calle cada mañana para la comida, para la ropa. Pero las mujeres llegan a nuestro Departamento de Trabajo Social con una necesidad concreta como por la escuela de mis hijos, la enfermedad de mis hijos, no tienen zapatos, no pueden continuar en la escuela porque no tienen el uniforme”, mencionó la religiosa.

Los donativos pueden ser económicos o en especie como arroz, frijol, papas, pastas, cereales, huevo y demás artículos comestibles que estén en buenas condiciones, así como artículos de limpieza; platos, ropa y medicinas que no estén caducadas, etcétera.

En el mes de febrero sirvieron 21 mil 450 desayunos en esta institución ubicada en Calle Génova No. 6511, Colonia Altamira.

Los desayunos se sirven de lunes a viernes de 7:30 a 11:00 a.m., por la falta de presupuesto ya no les ofrecen comida, y sólo tres veces por semana les dan tacos sencillos a la 1:00 p.m. Y los fines de semana aunque no ofrecen los desayunos, si les obsequian a quienes solicitan pan, agua y ropa.

La clínica en la Casa de los Pobres abre a las 8:00 a.m. y cierran de acuerdo a las necesidades, que puede ser a las 2:00, 3:00 ó 4:00 p.m. donde ofrecen el servicio de medicina general y de pediatría.

También entregan 400 despensas cada jueves semanalmente a igual número de familias, a quienes para otorgarles esta ayuda se les realiza un estudio socioeconómico. Y previo a la entrega de la despensa les dan de desayunar.

Y se entrega ropa para toda la familia, así como calzado.

“Muchas gracias por escucharnos, por ser sensibles todo este tiempo con nosotros, porque la gente siempre nos ha respondido de una u otra manera. Gracias por ese corazón generoso que tienen. Que tengamos todos una Cuaresma que nos ayude a crecer espiritualmente. Y pronto será la Pascua. Que Cristo resucite en cada corazón que tanto lo necesita, lo necesitamos. Que Dios los bendiga. Y si pueden, dentro de sus posibilidades no olviden que estamos aquí en La Casa de los Pobres”, invitó la Hna. Gudelia.

Para dar donativos ya sea económicos (son deducibles de impuestos) o en especie pueden comunicarse a La Casa de los Pobres al teléfono (664) 6871340.

 

 

 

Podría también gustarte...