Que al compartir y partir la Rosca de Reyes podemos orar y vivir la fe con los demás

Pastoral para la Comunicación.- Los misioneros que llegaron a nuestro país incorporaron la rosca en la celebración del 6 de enero. La rosca tiene la forma de una corona que se ofrece al Niño Dios, reconociéndolo como Rey de reyes. Los fragmentos de fruta cristalizada (rojos, verdes o negros), representan sus joyas.

Como una propuesta entre otras opciones, se puede aprovechar este momento de encuentro en familia, amigos o diversos ámbitos para que podamos leer, orar, escuchar o compartir algunos pensamientos que a continuación ofrecemos:

1.- Orar: Los pastores que lo visitaron el día de Navidad se llenaron de alegría. También se alegraron los Reyes Magos que llegaron desde el Oriente para adorarlo. Oración: Hoy estamos contentos porque el nacimiento del Niño Jesús es motivo de celebración y convivencia. Te damos gracias, Padre amoroso, por el don de la alegría. Te pedimos que quienes viven tristes sientan el amor que nos trajo tu hijo Jesucristo. Amén.

2.- “Los Magos encontraron al Niño Jesús guiados por la luz de la estrella. Oración: Hoy buscamos la luz porque quien cree en Dios no camina en oscuridad. Te pedimos que quienes viven en oscuridad, por el pecado o la falta de fe encuentren a Cristo, verdadera luz del mundo. Amén. (Se puede encender una vela).

3.- Los pastores y los Magos encontraron al Niño Jesús acompañado de sus padres. Oración: Hoy gozamos por la unidad de esta familia o grupo. Te damos gracias por nuestra familia (o por este grupo de amigos o compañeros de trabajo). Te pedimos que bendigas y protejas a nuestros seres queridos, y que tu gracia nos mantenga siempre unidos. Amén.

4.- Los Magos ofrecieron sus dones ante el recién nacido. Uno le ofreció oro para reconocerlo como rey. Otro le ofreció incienso para reconocerlo como Dios. Uno más le ofreció la mirra, con la que se embalsama a los muertos, para reconocerlo como humano y mortal. Oración: Hoy queremos ofrecerte lo que somos. Nuestros dones ya no son oro, incienso y mirra, sino el principal mandamiento que Jesús nos pidió: el amor. Te pedimos por los que viven sin amor.

5.- Hoy nos unimos en torno a un pan, signo de alimento y comunión. Oración: Te damos gracias por todos los alimentos que nos das, por las manos que los siembran y cosechan, por quienes los transportan y los preparan. Te damos gracias por el trabajo que nos permite tenerlos y por la salud que nos permite consumirlos. Te pedimos por todos los que carecen de trabajo y alimento.

6.- Este pan con forma de corona nos recuerda que los Reyes Magos reconocieron a tu divino Hijo como Rey de reyes. Oración: Te pedimos que todos los pueblos de la Tierra reconozcan a Jesucristo como Dios y colaboren en la creación de un mundo más justo, reino de amor, paz y justicia. Te pedimos por quienes son explotados y humillados.

Cada comensal parte entonces una rebanada de la rosca y quien encuentra la figurita del Niño debe preparar la fiesta de la Candelaria, el 2 de febrero, y llevar a la Iglesia la imagen del Niño Dios.

*Propuesta del P. José de Jesús Aguilar (Arquidiócesis de México)

Podría también gustarte...