Día de la Candelaria, presentación del Niño Jesús en el templo

 

 Tijuana, B. C.- El 2 de febrero, Día de la Candelaria, celebramos la presentación del Niño Jesús en el templo por parte de sus padres, la Virgen María y San José, su padre adoptivo, y también la purificación de la Virgen María, según la costumbre de los judíos.

            “El día de la candelaria son cuarenta días después de la Navidad que tiene un sentido muy preciso. Nos es muy conocido a todos el sentido de la cuarentena. Lo que significa estar ´fuera de circulación´ por una u otra razón. Aquí en este caso es la purificación de María. Es una norma del Antiguo Testamento que toda mujer que daba a luz permaneciera oculta durante cuarenta días, y a los cuarenta días se presentara al templo ya como liberada e hiciera la presentación de su criatura al templo, y al mismo tiempo ella manifestar que cumplió esa norma de cuarentena”, comentó el Excelentísimo Señor Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Tijuana, Don Rafael Romo Muñoz.

            Mencionó también que el primero de enero festejamos los ocho días de nacimiento del Niño Jesús, quien fue llevado al templo para ser circuncidado. Y a los cuarenta días es nuevamente llevado al templo para su presentación.

            Destacó que nosotros como mexicanos devotamente celebramos a Nuestra Señora de San Juan de los Lagos el 2 de febrero, y también quienes tienen su Niño Dios llevan a cabo el levantamiento, que es festejado con un convivio con familiares y amigos.

            Este mismo día la Iglesia festeja a los hombres y mujeres que consagran su vida a Dios para el servicio de la Iglesia, por lo cual se le ha denominado Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

            El Arzobispo dijo que el Santo Padre Benedicto XVI el 2 de febrero recibe a todos los superiores generales de las distintas congregaciones religiosas de todo el mundo, por ejemplo de los varones: jesuitas, dominicos, franciscanos, redentoristas, etc. Y las congregaciones femeninas como las franciscanas, clarisas, etc.

            “Es un encuentro con el Papa y se presenta la candela, la vela encendida como respeto y obediencia el día de las candelas. Es la vela encendida como signo de obediencia, de comunión y de respeto”, afirmó Monseñor Romo Muñoz.

Podría también gustarte...