Arzobispo: “ante la ternura de Dios él espera también un compromiso nuestro

 

Tijuana, B.C.- El Arzobispo Metropolitano, Don Rafael Romo Muñoz, desea una Feliz Navidad a todos los católicos y ciudadanos en general de la Arquidiócesis de Tijuana.

“Muy queridos amigos y amigas estamos en estos días de preparación para la Navidad, y el comienzo de la Navidad es una de estas fiestas singulares llenas particularmente de ternura. Quién no se siente emocionado ante la pequeñez de un niño, y Dios quiso hacerse semejante a nosotros, nacer como un niño para entrar en nuestra historia. No para conocer nuestra historia, porque él es el hacedor de todo, la misma historia nuestra está constituido por él, él la hace, pero vino con una misión bien clara: redimirnos de nuestros pecados”, dijo el Arzobispo.

Detalló que el envío que hizo de él Dios Padre lo dice el Evangelista San Juan: “Tanto amó Dios al mundo que le envió a su único Hijo para que rescatara al hombre del pecado”, por ello el Hijo de Dios nació como uno de nosotros.

“Esto es lo que provoca este encuentro tan fraternal, tan familiar de todos nosotros, es también una invitación a una interiorización. El Santo Padre nos ha invitado a este Año de la Misericordia, y eso es un punto de partida muy importante de adentrarnos con esta ternura que nos fraterniza, que nos hace responsables unos de otros, que hace que nos interesemos unos por otros”, mencionó Mons. Romo Muñoz.

También comentó que son muchas las circunstancias en las que vemos al hombre caído por las que nosotros tenemos que colaborar con el Señor para la redención de nuestros hermanos.

“Pido al Señor que en estos días de la Navidad él viniendo a nuestros corazones anide allí, nazca y se traduzca en nosotros en gesto de obras de vida eterna. Es a lo que el Papa nos invita en este Año de la Misericordia, que particularmente vivamos esas obras de misericordia tanto espirituales como corporales. Y repito ante la ternura de Dios que se hace tan cercano a nosotros, Dios espera también un compromiso nuestro: miremos más por nuestros hermanos, preocupémonos por ellos, tengamos de veras este corazón grande de misericordia, que compasivo como Dios es compasivo con nosotros nos hace compasivos también con todos los demás”.

Y destacó: “Que el Señor les conceda la mejor de las navidades. ¡Feliz Navidad!”.

 

Podría también gustarte...