Una guía para orar y celebrar la Semana Santa 2020 en familia

Pastoral para la Comunicación. – En el material que se anexa encontrarás un subsidio que tiene la finalidad de ayudarnos a vivir la Semana Santa en familia Iglesia Doméstica. Antes es conveniente subrayar esta nota introductoria.

“Ante esta emergencia sanitaria por el COVID-19 SE ofrece este subsidio pastoral “Para vivir la Semana Santa en familia, Iglesia doméstica”, por el sacerdocio común de todos los bautizados en espíritu de comunión y participación en la fe, esperanza y caridad.

Esta forma extraordinaria de orar y vivir los Días Santos de nuestra fe (a través de los medios de comunicación o de subsidios pastorales) nos hacen valorar no solo la riqueza de la ministerialidad de la Iglesia sino la experiencia de la fe en comunidad como la gran familia de los hijos de Dios que somos.

Durante la Semana Santa, la Iglesia celebra los misterios de la salvación actuados por Cristo en los últimos días de su vida.

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos en la Pasión del Señor, que comprende a la vez el triunfo real de Cristo y el anuncio de la Pasión.

La Misa Crismal es una manifestación de la comunión existente entre el obispo y sus presbíteros en el único y mismo sacerdocio y ministerio de Cristo.

La Misa vespertina del Jueves Santo “en la Cena del Señor” se centra en la institución de la Eucaristía, la institución del Orden sacerdotal y el mandamiento del Señor sobre la caridad fraterna.

El Viernes Santo de la Pasión del Señor. En este día, en que “ha sido inmolada nuestra Víctima Pascual… Cristo (1 Cor. 5, 7)”, la Iglesia, meditando sobre la Pasión de su Señor y Esposo y adorando la Cruz, conmemora su nacimiento del costado de Cristo dormido en la Cruz e intercede por la salvación de todo el mundo.

El Sábado Santo, la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y muerte, su descenso al Seol, y esperando, en la oración y el ayuno, su resurrección.

El Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor. Es el tercer día del Triduo Pascual y el comienzo de la Cincuentena Pascual, que se prolonga hasta el día de Pentecostés. El Domingo de Pascua empieza en la Noche Pascual y se prolonga con la segunda Misa de Pascua. Este día la Iglesia espera la resurrección del Señor y celebra con los sacramentos de la Iniciación Cristiana (Cfr. Carta circular sobre las fiestas pascuales. Congregación para el Culto Divino. Enero 16, 1988. nn. 27.28.35.38.45.58.73.77.97).

En estos Días Santos la piedad popular, el gran “tesoro del Pueblo de Dios”, (Directorio sobre la piedad popular y la liturgia. Congregación para el Culto Divino. BAC, 2004. n. 9) se manifiesta de diversas formas como el viacrucis, el rezo del Rosario, las procesiones, bendiciones, etc. Este subsidio pastoral “Para vivir la Semana Santa en familia, Iglesia doméstica” y la Piedad Popular ayudarán a madurar la fe de los hijos de Dios de manera sencilla y generosa.

Como este subsidio pastoral pretende llegar a la gente sencilla abundé en indicaciones para que puedan orar debidamente en los hogares.

Después de celebrar los grandes misterios de nuestra fe, los invito y los animo para que según las posibilidades de cada familia participen festiva y alegremente de la Resurrección del Señor con una cena (después de la Vigilia pascual) o una comida (el Domingo de Resurrección). Que no pase desapercibido el gran acontecimiento de nuestra Redención.

Que la Virgen de Loreto, patrona de la Diócesis y de las familias, nos proteja e interceda por nosotros ante esta emergencia sanitaria. Nuestra Señora de Loreto, ruega por nosotros”.

*La nota introductoria corresponde al P. José Alejandro Michaus Chico de la Arquidiócesis de Tijuana.

Se anexa la guía, para descárgala aquí.

Podría también gustarte...