“A través del patrocinio de la Virgen de Loreto se renueva nuestra fe”

          Tijuana, B. C.- Nuestra Señora de Loreto, patrona de la Arquidiócesis de Tijuana, fue indispensable para la evangelización en la península, cuya imagen trajeron los españoles.

          Para conocer un poco más sobre esta advocación y su significado para los bajacalifornianos, PRESENCIA entrevistó al Padre Javier Cacho Vázquez, sacerdote jesuita que vino de la Ciudad de México a dar una conferencia sobre la patrona de la Arquidiócesis, invitado por la Comisión organizadora de las Bodas de Oro, encabezados por Monseñor Salvador Cisneros.

          A continuación presentamos la entrevista:

—Padre Javier Cacho ¿cuál es la importancia para nosotros los bajacalifornianos Nuestra Señora de Loreto, patrona de la Arquidiócesis?

—P. Cacho: “Porque el Padre Salvatierra de la Compañía de Jesús inició la evangelización de la California, así se llamaba antes. Todavía no existía la California del Norte. Así se llamaba la California y aquí se inició el anuncio del Evangelio, por esa razón es muy importante. Aquí empezó la Iglesia, y empezó en Loreto, que queda en la Baja California Sur”.

—¿La Virgen fue un gran elemento, por así decirlo, de la evangelización?

—P. Cacho: “Totalmente. El Padre Salvatierra era muy devoto de la Santísima Virgen de Loreto y la hizo patrona desde un principio. Él traía la imagen y le hizo el primer templo de la Baja California a ella, a la Santísima Virgen de Loreto”.

—¿Cuál es el mensaje que nos traía la Virgen?

—P. Cacho: “La Virgen siempre trae el mensaje de su hijo. Nos lleva a su hijo y nos enseña cómo ser cristianos, que es ser obedientísimos a la voluntad de su hijo, que nos manda que seamos buenos hermanos”.

—En estas Bodas de Oro de nuestra Diócesis de Tijuana ¿cómo se vuelve presente ese mensaje en cada uno de los católicos?

—P. Cacho: “Yo creo que a través del patrocinio de la Virgen de Loreto se renueva lo que quiere Su Santidad Benedicto XVI: la nueva evangelización, es decir, que renovemos nuestra fe. En eso consiste. El renovar la fe es un encuentro muy personal, muy gustoso y muy hondo con Nuestro Señor Jesucristo para ser mejores humanos, mejores hombres, mejores mujeres, mejores ciudadanos, mejores gentes de este mundo”.

—La imagen con el Niño ¿qué nos quiere decir visualmente?

—P. Cacho: “En esto en el arte cristiano se conoce como Mater day, que son las imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús. Es el título principal de la Santísima Virgen, que es madre de Dios. Eso significa. De ahí le vienen todos los títulos…Jesús como es Dios encarnado no es nada menos que la salvación del mundo, o sea Él es el que cambia el mundo, hace la revolución mejor que hay: la fraternidad. Con que colaboremos en eso, se salva el mundo. Al mundo no lo salva ni el dinero, ni el poder, ni el conocimiento, sino que lo salva Jesucristo, y lo salva a través de la fraternidad”.

—Y recientemente Su Santidad Benedicto XVI estuvo en Loreto visitando a la Virgen. Esto también nos debe llenar de alegría que simultáneamente se esté dando esta visita y el inicio del Año Jubilar de nuestra Arquidiócesis?

—P. Cacho: “Es lo que yo creo la importancia de esta advocación de la Santísima Virgen, que dentro de la Iglesia Universal es de las principales. La de Nuestra Señora de Loreto es de las principales de todos los títulos de la Santísima Virgen”.

—¿Por qué es una de las advocaciones principales?

—P. Cacho: “Porque se manifestó desde la Edad Media ahí, y es un santuario muy visitado en Europa. Han ido ahí a venerarla muchos santos. Y está muy vivo. Acaba de ir el Papa el día 4 de octubre”.

—¿Quiénes han sido los santos que la han visitado?

—P. Cacho: “Está San Carlos Borromeo, San Francisco Javier, Santa Teresita del Niño Jesús, San Maximiliano Kolbe, este último santo polaco. Si muchos santos. San Francisco de Asís también”.

—Que mensaje le gustaría darle a los católicos de la Arquidiócesis en este inicio del Año Jubilar?

—P. Cacho: “Que renueven y ahonden su devoción a la Santísima Virgen madre de Dios, para que gusten la maternidad de la Santísima Virgen y se acerquen más a Jesucristo Nuestro Señor a través de ella. Eso es lo mejor, es el tesoro de la vida”.

—¿Cómo nació su gusto por el conocimiento más profundo de Nuestra Señora de Loreto?

  1. Cacho: “A mi me tocó estudiar historia, y ya en la historia me pude acercar mucho a la historia de la Compañía de Jesús, y ahí salen las misiones de todo el noroeste del país que hicieron los jesuitas, y muy especialmente la figura del Padre Salvatiera y del Padre Kino, que fueron muy amigos y que colaboraron mucho en la evangelización de California. Y me tocó editar la historia de California del Padre Clavijero, que es la clásica, me tocó editarla”.

—Por último sobre la gran importancia de la evangelización de los jesuitas en Baja California qué nos podría compartir al respecto.

—P. Cacho: “A ellos les tocó iniciar ésto y trabajar muy arduamente cuando no había ningún medio de subsistencia, o sea con mucho heroísmo, y hasta que los expulsaron con un acto de prepotencia del Rey de España. Y ésto lo tomaron los padres franciscanos con Fray Junípero Serra, pero a los jesuitas se les debe la apertura de todo ésto para el Evangelio”.

(Esta entrevista fue publicada en el Periódico PRESENCIA en octubre de 2012)

Podría también gustarte...