Arzobispo Francisco: “El sacerdote es padre de amor y de unidad, constructor de relación en la familia de los hijos de Dios dentro de la Iglesia”

Pastoral de la Comunicación.- El sábado 30 de marzo del presente el Arzobispo Francisco Moreno Barrón, Arzobispo de Tijuana, ordenó presbítero al P. Ángel Ricardo Arriola Alcántara, L.C., en la Parroquia del Espíritu Santo, Fracc. Chapultepec a las 11:30 a.m.

Participaron en la Celebración Eucarística Padres Legionarios de Cristo, Sacerdotes Diocesanos, familia, amistades, alumnos y personal del Instituto Cumbres de Tijuana, miembros del Regnum Christi, los laicos consagrados que viven en su comunidad de la Ciudad de México, los padres Ricardo Sada, L.C., director territorial de México y Centro América, y Alberto Leal, L.C., delegado para el apostolado de la zona Noroeste. Durante la homilía el Arzobispo Metropolitano refirió que “la iniciativa en el plan de amor y salvación de Ángel Ricardo y de todos nosotros siempre proviene de Dios. Él nos llama, la vocación de cada uno de nosotros tiene su origen en Dios mismo”.

Resaltó que el presbítero es aquel hombre que participa del sacerdocio de Cristo de una manera muy especial. “El Señor te ha escogido en medio de muchos, no porque seas el mejor, no porque tengas muchas cualidades, Él te ha elegido, porque Él llama a quien quiere y tú libremente le has dicho: “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”.

Por ello, el Arzobispo Francisco exhortó al nuevo ordenado a tener presente a Cristo en medio de la Comunidad Eclesial, proclamar la Palabra, las buenas noticias del Evangelio, santificando al pueblo de Dios con los sacramentos y con la oración y estando en medio de la comunidad como Padre de amor y de unidad, constructor de relación formando la familia de los hijos de Dios dentro de la Iglesia. Reafirmándole: ¡No te acostumbres a ser sacerdote!, no te acostumbres a celebrar la Eucaristía muchas veces, que cada día, la Santa Misa, Jesús Eucaristía estrene en tu corazón. Ya que el testimonio del sacerdote es esencial al pueblo de Dios: “Que el pueblo de la Iglesia te vea hacer oración, los signos son muy importantes, tu oración cotidiana, tu oración ante el Santísimo e instruirles cómo se hace la oración para que allí el pueblo tenga un recurso excelente para su propia santificación”. En consecuencia, “Jesús te regala su alegría” lo que conlleva esas actitudes de santidad, alegría que da vida al interior y contribuye a la realización de la vocación a la que el Señor te ha llamado”, aseguró el Arzobispo.

Finalmente, -dijo- que “tener un sacerdote en una familia es una bendición, por eso, ábranse a la gracia del sacerdocio, no tengan miedo que uno de sus hijos entre al Seminario”. Asegurando que el gozo también es para esta Iglesia de Tijuana y sus comunidades.

Por su parte, el P. Ricardo Sada L.C., Director territorial de México y Centroamérica dirigió un mensaje final en la Misa de ordenación: “Gracias a Dios por regalarnos este nuevo sacerdote. Nosotros como Legionarios del Movimiento Regnum Christi, no podemos estar más que felices, porque tenemos un sacerdote más, además, un sacerdote joven, entusiasta con ganas de hacer presente a Jesucristo en muchas almas, eso es lo que necesita nuestro mundo de hoy, es lo que necesita nuestra Iglesia de hoy, por eso le damos gracias a Dios y se lo damos de todo corazón y le damos gracias al Sr. Arzobispo Dn. Francisco que nos ha querido acompañar este día y celebrar la ordenación aquí en Tijuana para todos nosotros”. El P. Ángel Ricardo expreso que ha sido un gran regalo que se ha ido preparado por muchos años, pero al mismo tiempo, se culmina en este momento. “Estoy muy feliz de recibir este regalo de Dios que es el sacerdocio”.

 

Podría también gustarte...