Arzobispo Francisco, “No podemos imaginar a la Iglesia huérfana, Jesús nos dejó a nuestra Madre” en coronación de la Virgen en Santuario de S. Teresa de Calcuta en Tijuana

Pastoral para la Comunicación. – En el Santuario de Santa Teresa de Calcuta en Tijuana, ubicado en Col. Murúa Martínez, cuya custodia tienen los Padres Misioneros de la Caridad, el jueves 22 de agosto, día de la fiesta Litúrgica de Santa María Reina, el Sr. Arz. Francisco Moreno Barrón celebró la Santa Misa donde al finalizar la misma, coronó una imagen de Ntra. Sra. de Fátima traída desde Portugal, donde se dieron las apariciones de la Virgen a tres humildes pastorcitos. Esta Acción de Gracias contó con la presencia de la comunidad de Hnos. y Hnas. Misioneros de la Caridad además de fieles laicos, la celebración inició en punto de las 6 de la tarde con el templo lleno en su totalidad.

Durante la Homilía el Sr. Arz. Francisco Moreno Barrón habló sobre la importancia de la celebración y la figura de la Santísima Virgen en la historia de la Salvación: “ Dios pudo haber hecho las cosas de otro modo, pero Él quiso que su Hijo fuera hecho carne tomando nuestra condición humana en el Seno Virginal de la Santísima Virgen María y por eso la fue preparando sin la mancha del pecado original, Inmaculada, Hermosa, llena de gracia, de tal manera que en una criatura como la Santísima Virgen no cabe más gracia, pues la gracia de Dios está en plenitud en ella, Dios envió a su Hijo nacido de una Mujer, nacido bajo la ley para rescatar a los que estábamos bajo la ley a fin de hacernos hijos suyos”.

Por otra parte, hablo de la presencia amorosa y constante de María en la Iglesia “no podemos imaginar a la Iglesia huérfana, Jesús nos dejó a su madre, ahí donde estaban los apóstoles, las santas mujeres, siempre estuvo la Virgen María, la unión entre Jesús y María ahora se proyecta con visos de eternidad, El Padre Dios y Su Hijo Jesús se la llevaron en cuerpo y alma. Hoy Ella está en el cielo con el Hijo, pero ella sigue al lado de Su hijo Jesús en nosotros que somos el cuerpo de Cristo desde nuestro bautismo. Ella es Madre de la Iglesia”.

Una vez que la asamblea recibió la bendición final, el Arzobispo Francisco Moreno Barrón, bendijo la corona que ofrecieron tres niños caracterizados de los pastorcitos videntes de la Virgen de Fátima, posteriormente coronó la Imagen del Corazón Inmaculado de María mientras se entonó el canto tradicional de ‘Santa María del camino’.

De manera particular al finalizar la eucaristía el Sr. Arz. pidió a los presentes tener una devoción especial al rezo del Santo Rosario por la conversión de los pobres pecadores. “Hoy día en que coronamos a la Única María, Madre de Dios y Madre Nuestra, en este día que hacemos el signo de poner sobre sus cienes una corona, que esa corona seamos nosotros mismos, nuestros trabajos pastorales, nuestras oraciones, especialmente nuestra atención a los pobres, enfermos, a los que son menos útiles a los ojos del mundo”. Concluyó el Arzobispo.

***

En 1954 el Papa Pío XII, instituyó la fiesta Litúrgica del Reinado de María al coronar a la Virgen en Santa María la Mayor, Roma. En esta ocasión el Papa también promulgó el documento principal del Magisterio acerca de la dignidad y realeza de María, la Encíclica Ad Coeli Reginam (Oct 11, 1954).

Podría también gustarte...